Para niños

Cuando un niño o niña atraviesa una situación difícil que no sabe manejar, activa de manera inconsciente una serie de mecanismos que le ayudan a protegerse de ella: las creencias y secuelas. Éstas dependen de muchos factores: la frecuencia y gravedad de la agresión, la posición y reacción del entorno ante el suceso, el parentesco o cercanía con el agresor, etc.

Las creencias generadas determinan la relación que la víctima tendrá con su entorno. Las más comunes son: “soy malo, todo es culpa mía, el sexo es malo, los hombres son malos, guardo un secreto terrible, no puedo confiar en nadie, nadie me querría si me conociera, la gente puede abusar de  mí”, etc.

Las secuelas son diversas y difíciles de concretar, pues varían según la persona. Encontramos desde una baja autoestima hasta depresiones, obsesión, trastornos alimenticios, ansiedad… e incluso la reproducción de los abusos sufridos por la víctima en otras personas.

Tanto unas como otras pueden acompañar a la persona toda la vida, pero es posible superarlo. Tratar cuanto antes a la víctima es muy importante, porque cuanto más recientes sean los hechos, menos fijados estarán los mecanismos de defensa y más sencillo será deshacer las ideas que hayan nacido del trauma.

Normalmente, los abusos se desarrollan de forma progresiva. En un principio, los abusadores se ganan la confianza de los menores siendo agradables, suaves y llevándoles a asentir placer. Por ese motivo y en un principio, en muchos casos las víctimas no lo rehúyen o ni si quiera lo relacionan con algo malo, lo que juega un papel crucial en la generación de un posterior sentimiento de culpabilidad.

Sin embargo, estos hechos dañan de por sí al niño, ya sea a corto o a largo plazo. Y en la mayoría de las ocasiones aumentan progresivamente hasta atrapar a las víctimas en una telaraña que las silencia y de la que no saben cómo salir. Es entonces cuando se construyen esas creencias y secuelas que, si no se recolocan, se fijan en lo más profundo de su ser.

A pesar de todo, si son tratadas a tiempo, podemos ayudarles a ver que no son reales, que es posible romper las ataduras con aquella desagradable situación y vivir felizmente.

Según indican los últimos estudios, el abuso es un factor de riesgo importante que predispone a los niños y niñas a ser víctimas de posteriores abusos, incluso en la edad adulta. Además, se estima que un 20% de los niños y niñas abusados se convierten en abusadores a partir de la adolescencia.

En la terapia trabajamos con los niños de una forma suave y nada agresiva. Mediante juegos, exploramos cómo es su explicación de los hechos, les ayudamos a recuperar la emoción sentida en ese momento y a comunicarla. Localizamos qué creencias han generado y comenzamos a recolocarlas. De esta forma, les ayudamos a reconocer la importancia que esa experiencia ha tenido en ellos, con el fin de que puedan superarla y continúen viviendo con la mayor normalidad.

 

Para adultos

¿Por qué es importante que un adulto haga terapia psicológica aunque el abuso sexual haya ocurrido en la infancia? Si el asunto no fue resuelto, ni atendido, las secuelas y las creencias creadas han podido fijarse con mayor fuerza en nuestro interior, puede que incluso nos cueste identificarlas porque hemos aprendido a convivir con ellas.

Como consecuencia, estas secuelas y creencias pueden limitar nuestras vidas, complicar nuestra relación con nosotros mismos y con nuestro entorno, mermar nuestra capacidad de éxito e impedir que disfrutemos plenamente.

Es importante reconocer la herida, expresar lo que pasó sin que nadie nos enjuicie, nos anule ni nos haga sentir mal por eso. A veces esto no sucedió como debía en su momento, ya sea porque el niño guardó el secreto, porque fue rechazado al contarlo o porque no se le escuchó, y por ese motivo la emoción quedó “enquistada”.

De adultos, podemos creer que funcionamos bien, y que más o menos hemos superado, aceptado o enterrado lo que ocurrió, pero nos damos cuenta de que existen cosas de las que no podemos hablar o dificultades a la hora de desarrollar nuestro día a día: trabajamos en exceso, creemos que no tenemos derecho a lo bueno, nos cuesta intimar o hasta tememos al cariño y a la ternura… Son síntomas de que algo no funciona bien.

Tal vez no nos habíamos dado cuenta porque siempre habíamos estado “hacia fuera” para no buscar dentro, huyendo de esa emoción no vivida. Puede que no recordemos exactamente lo que pasó, o que haya estado oculto en nuestra mente hasta hace poco.

Puede que hayamos aprendido a vivir con ello, pero que estemos hartos de arrastrarlo. O quizás haya llegado un punto de inflexión en nuestras vidas. Un momento en el que algo se rompe, en el que algo se resquebraja por dentro: desde el interior surge una llamada de auxilio y no tenemos más opción que ver que algo se quedó sin solucionar y nos está afectando en el presente. Y es precisamente esto lo que hay que remediar.

Debemos recolocar, ver la herida y dejar que la emoción sea expresada, sentida, reconocida y validada. Y después, soltarla sin recrearnos en ella ni en el dolor. Es imprescindible dar el espacio adecuado para poder expresar lo que ha quedado de aquello, y luego, transformarlo en aprendizaje.

Un profesional especializado conoce bien cómo abordar este proceso. Podemos sentirnos mejor y solucionar un asunto pendiente que no nos permite vivir como quisiéramos.

Es importante que sepamos que podemos confiar en la gente, que hay personas en las que podemos descansar, que existen momentos en los que está bien tomarse un respiro a lo largo del camino, y que no va a pasar nada terrible por ello.


36 Comentarios

  1. Hola soy mujer y tengo 30 años. En la infancia alrededor de los 6 años una mujer conocida de mi familia se sobrepasaba conmigo tocando mis partes intimas esto sucedio en dos ocasiones no recuerdo si mas. Nunca lo mencione a mis familiares porque considero que era una niña timida y cohibida. Sali adelante tratando de olvidar el tema pero hoy tras tener problemas de pareja en la intimidad con los tres novio qur he tenido a sido una historia repetida y mis relaciones terminan. He tenido inapetencia sexual; no alcanzo el orgasmo; y no soy libre sexualmente siento tabu acerca de realizar muchas cosas que mi pareja me pide que pueden ser parte normal de lanintimidad. Hoy me encuentro tras una nueva ruptura amorsa sufriendo mucho porque considero que es la persona con la que quiero estar por siempre pero analizando las caracteristicas del adulto creo que me he identificado con las mismas soy u a perdona que se cohibe con muchas cosas; paso la linea de entrega al trabajo… y faltade seguridad en mi personalidad que no me permitiran alcanzar el exito. Quiero supersr esto y recuperar a mi pareja.

    Responder
    • Hola Naty.
      La recomendación que hacemos siempre es la terapia especializada para poder recolocar aquello que se descoloca con los abusos en la infancia y sanar las secuelas. No es tan importante en sí lo que sucedió, sino cómo te afectó y cómo te sigue afectando a día de hoy. A veces surgen muchos miedos antes de comenzar a ir a terapia, pero es una ayuda necesaria en muchos casos y un apoyo importante para contárselo a tu pareja (si quieres), ayudaros a los dos a comprender la situación, a ir sanando la sexualidad, etc. Busca en tu zona algún psicólogo especializado y consúltale. Seguro que te va a ayudar. Un abrazo.

  2. mi hijo de 3 años de edad me comento que su primo de 4 años había chupado su pene!! estoy muy preocupada porque no se como actual ante la situación… mi esposo y yo sabemos que a su primo lo han acosado sus primos de entre 7 y 12 años,, y hoy lo esta repitiendo con mi hijo creo que es la primera vez que lo hace pero no se como actual que decirle o explicarle a mi hijo.

    Responder
    • Hola Ana. Los niños repiten lo que les hacen y es normal que se lo hagan unos a otros. Es normal y sano que exploren y jueguen entre iguales, pero lo que cuentas no corresponde a su edad. Necesitan contención y límites sin culpabilizarles para no seguir repitiendo estas conductas y también es muy importante saber dónde se origina esta conducta. Los niños no desarrollan actitudes sexuales avanzadas solos, sino que las aprenden de los adultos, por lo que es muy importante saber si hay algún adulto del entorno que esté abusando de ellos.
      En nuestro canal de youtube tienes vídeos con información que te puede ayudar y lo más recomendable es que busques ayuda de un psicólogo especializado en abusos para que te ayude a recolocar la situación y trabajar con tu hijo para que no fije conductas ni genere posibles secuelas. Un saludo.

  3. Buenas Noches,

    Necesito agendár una hora para mi pequeño hijo cuanto antes.

    Saludos

    Responder
  4. Hola. Soy de Argentina. Hace tiempo estoy indagando sobre el tema, explorando posibles soluciones, para cambiar mi vida. Fui abusada por mi padre durante todo mi infancia y parte de mi adolescencia. Hoy, con 35 años me encuentro imposibilitada de tener una vida normal. Mis relaciones son conflictivas al extremos de la violencia física. En síntesis mi vida es un infierno como lo fue en el pasado.

    Responder
    • Hola Isabel. Ahora se trata de sanar las secuelas y romper la dinámica. A veces sanamos completamente y a veces quedan rastros de esas secuelas, pero puedes construir una vida con la que te sientas a gusto y estar en paz. Para ello se necesita constancia, trabajo y mucha voluntad, pero la vida está llena de gente que lo consigue.

  5. Hola. Estoy muy triste porque mi hija de 4 años me conto que su hermana de 9 ha estado abusando de ella cuando se llegaban a quedar solitas al bañarse. Enfrente a mi hija mayor muy decepcionada y me conto que una prima de su edad le habia hecho lo mismo cuando tenia 4 años. Ahora estoy desesperada no entiendo como si son hermanas y se quieren tanto le haga daño de esa forma tengo que llevar a las dos a terapia. Tengo miedo de que lo repita con su hermana primas o amigas y mas miedo de que no lo superen y lo repitan con sus hijas. Es victima y culpable mi hija mayor pero como separar a mi familia. Soy de mexico y no tengo idea de a donde acudir para sanar a mis hijas y salvar mi familia

    Responder
    • Hola Norma.
      No seas tan dura con tu hija mayor. A ella se lo han hecho cuando tenía 4 años y lo ha vivido sola, así que ahora que ha salido todo a la luz, es el momento de comprender y ayudar a tus dos hijas y a su prima, que son niñas y necesitan que las podáis ayudar sin juzgar. Lo primero es agradecerles que hayan sido sinceras y hayan confiado en ti para contarte algo tan difícil e íntimo, y apoyarlas para que puedan recolocar toda la situación y sanarla con ayuda de la familia y de un especialista.
      Los niños reproducen lo que ven y lo que les hacen, así que es normal que tu hija le hiciera a su hermana lo que le hicieron a ella. Hay que tener en cuenta también que para ellas ha podido ser un juego, y si el entorno lo juzga duramente, puede pasar a ser un trauma que les afecte hasta en su vida adulta (esto debe explorarlo el psicólogo). Es importante también saber dónde lo ha aprendido la prima, para saber si algún adulto ha abusado de ella y ayudarla.
      En resumen, pide ayuda especilizada, indagad suavemente con la prima para saber si han abusado de ella, no etiquetes de “abusadoras” a una niñas tan pequeñas que puede que sólo estuvieran explorando su sexualidad como hacen todos los niños, e intenta tener una actitud resolutiva y buscar ayudas en lugar de culpabilizarlas, sea lo que sea que haya pasado. Así todo se resuelve más fácilmente.
      En Méjico tienes ASI Nunca Más y la Red Hispanoamericana contra el abuso.
      Un saludo.

  6. hola soy juan es dificil explicar pero empezare mi hermano menor de 13 me confeso que sufria abuso de parte de un primo(16 años) de la familia esta noticia me cayo como agua fria un golpe al corazon pero lo primero que hice fue decirle al papa de mi primo que tambien le cayo mal la noticia el me dijo que me apoya en todo lo que tenga que hacer me comento el perfil psicologio de el que no sabia porq nunca lo conto que se quizo suicidar 4 veces y que su madre la cual no la conozco solo de vista era alcoholica y vivia de parranda sin importale su hijo lo que sabia que el primo vivia con su papa y con su segunda mujer que formo una familia con 2 hijos.Soy el mayor tengo 23 años ahora el siguiente paso es contarle a mi mama por que nuestro padre se alejo de nosotros tienen otra familia.Mi pregunta es que pasos tengo seguir,que ayuda tengo que pedir y que denuncias tengo que hacer gracias

    Responder
    • Hola Juan. Por lo que cuentas, la historia de vuestro primo no es nada fácil y necesita ayuda con todo lo que le ha pasado y para que no siga abusando de nadie más. Se estima que el 90% de los abusadores han sido abusados y que empiezan a abusar de otros niños en la adolescencia. Es el momento de frenar su comportamiento y hacer terapia. Tiene que saber que el haber sufrido en su vida no le da derecho a dañar a otros y el abuso puede dañar profundamente a los demás. Nuestro enfoque es contundente, pero entendiendo que hay una situación detrás y que merece la oportunidad de sanar.
      En cuanto a tu hermano, agradecedle que lo haya contado para primero poder ayudarle a él y depués poder ayudar a su primo y evitar que siga abusando de otros. Siempre recomendamos la terapia especilizada en abuso sexual infantil para ayudarles lo antes posible y evitar que generen secuelas o fijen ideas y comportamientos dañinos, o sanarlos si ya han aparecido.
      En cuanto a la denuncia, no es nuestra especilidad así que mejor consultad con un abogado.
      Un saludo.

  7. Partes de mi vida como que las borre de mi cabeza y hace algun tiempo empecé a soñar o recodar cosas respecto a tocamientos que me hacía un miembro de la familia pero la verdad he leído sobre el tema y me identifico mucho respecto a la baja auto estima al rechazo de mi cuerpo y a la inseguridad hace poco tuve un evento que me puso al límite y como que reactivó esos sueños o recuerdo, cabe mencionar que está evento no tiene que ver con este tipo de abusos más bien fue una extinción telefónica…Desde entonces me volví muy temerosa e insegura a me cae el cabello por pontones y he perdido el deseo sexual

    Responder
  8. Hola!
    Tengo una duda y desconozco cómo intervenir.
    Un familiar (niña de 6 años), tuvo un evento desafortunado en su escuela, por parte de dos menores (misma edad y género), las menores la sometieron para repetir acciones que los adultos realizan en la intimidad, sometiéndola cuando se resistió, lastimando el área genital y recibiendo agresiones (golpes, etc.). Me es difícil creer lo sucedido, me hago preguntas, cómo actuar, buscar responsables?, intervenir, cómo?

    Responder
    • Hola.
      Cuando los menores cuentan hechos como este, es muy improbable que se lo puedan estar inventando, porque desconocen el sexo y no está en ellos hacer daño a los demás de esta forma. Las niñas que lo hicieron, probablemente han sufrido lo mismo o han visto cómo se lo hacían a otros.
      Lo primero es creerla y después, más que buscar culpables, es buscar soluciones. A tu familiar sería conveniente que la llevarais a un profesional especializado que vea primero cómo se encuentra y cómo le ha afectado, y si es necesario le enseñe a poner límites y prevenga posibles secuelas.
      Si tenéis contacto con los padres de las otras dos menores, también sería conveniente conterles lo que ha pasado, no para que culpabilicen a las nias, sino para que exploren por qué tienen este comportamiento y les ayuden a sanrlo.

  9. Hola, buenas nochea, estoy muy preocupada, mi bebe de dos años, cuando abro sus labios vaginales se resiste y como que le arde o le molesta ya la lkeve al pediatra y le mando un ego que salio con una ligera infeccion, pero ya casi termina el tratamiento de bactrim e italdermol crema y aun cuando quiero revisarla o limpiarla se resiste, ella esta en el proceso de dejar el pañal, entonces mi peor miedos es si hay alguna posibilidad de que esten abusando de ella, por favor ayudenme

    Responder
    • Hola Gema.
      Lo que cuentas puede ser un síntoma de abuso pero también de otras cosas, como una infección. Piensa en las personas con las que se queda tu hija, en cómo reacciona cuando la dejas con ellas y cómo la ves después de estar con ellas. Con dos años ya puedes hacer tú misma una indagación mediante juegos (puedes ver cómo en este vídeo https://www.youtube.com/watch?v=6l3uJX77aVM) y, si tienes dudas, lo mejor es que la lleves a un psicólogo especializado en abusos para que haga una exploración psicológica.
      Un saludo.

    • Hola necesito poder comunicarme con usted.. Algún número o correo!! Por favor

    • Hola Orette. Tenemos nuetros datos de contacto en la web. Para consultas, mejor por teléfono: 913112376.
      Un saludo.

  10. Hola encantado de saludarles, intentare ser todo lo conciso que pueda. Ya desde muy pequeño ( párvulos ) debido a mi orientación sexual ( que qué orientación sexual podía tener un niño tan pequeño, pero bueno) recibía maltrato físico y psíquico ( en forma de hacerme el vacío ), esto duró hasta los 13 años que me marché de casa ( maltrato extrafamiliar ). A los 8 años sufrí abuso sexual y acoso sexual intrafamiliar hasta, igualmente, los 13 años que me fui de casa .A los 13 años mi situación psicológica era extrema, tenía que hacer algo para salir de toda esa situación, yo sabía que había un mundo mejor y lo tenía que hacer. Por una de estas casualidades de la vida ví en televisión que daban becas y que se compraban en los estancos, fui al estanco y compré dos formularios, los rellené yo solo ( mis padres son analfabetos ) y los mandé, me vinieron aprobados las dos y me fui a un internado en Cheste ( Valencia ) y allí el primer día ocurrió una cosa insignificante pero me cargué otra vez con el apelativo de marica, me hicieron el vacío durante 4 años ( desayunaba solo , comía solo y cenaba solo, muy duro )
    Me marche de casa a los 13 años por varios motivos: huir de mi violador y de mi acosador sexual, intrafamiliar, por el maltrato físico y psicológico ( no podía más con la soledad y la marginación ) extrafamiliar, de alguna forma huía también de mis padres ( ellos siempre se han portado bien conmigo pero yo sabía que no comprendían todas estas cosas ). Bueno voy a concretar ustedes tratan las secuelas psicológicas en adultos que han sufrido abuso sexual en la infancia. ¿ Se puede tratar las secuelas del adulto que sufrió abuso sexual en la infancia conjuntamente con las secuelas que los maltratos físicos y psicológicos dejan en las personas adultas ?. ¿ Sería necesario abordarlos en dos campos diferentes ?. Yo me siento que necesito terapia individual porque he sufrido violación en la infancia, acoso sexual en la infancia y maltrato físico y psicológico. En la terapia de grupos de ayuda mutua se trata el abuso sexual pero yo necesito hablar sobre mas cosas, el grupo de ralentizaría, ¿ que les parece a ustedes ?. Pero yo a pesar de todo esto que lo llevo arrastrando 48 años sigo con la esperanza de que llegará el día , en que sino del todo, las secuelas se vayan haciendo más leves.
    Gracias por escucharme y un saludo afectuoso.

    Responder
    • Hola Jose Luis. Te hemos contestado al correo que nos has escrito pero añadiremos aquí que el abuso sexual frecuentemente va acompañado de otros tipos de maltrato psicológico o físico y se trabajan en la misma terapia.
      En los GAM el tema central es el abuso, auqnue siempre hay personas que han sufrido alguna de estas situaciones antes o después del abuso sexual, y no serías el único. Aún así, por la experiencia nuestra recomendación es siempre empezar con la terapia individual y valorar la situación con la psicóloga.
      Sanar es posible para todos. Cada uno necesita su tiempo y encontrar las ayudas adecuadas, pero si así te lo propones, puedes sanar al menos la mayor parte de las secuelas que tengas. Un saludo.

  11. Es una sensación horrible saber que algo te hace daño pero no ser capaz de expresarlo con facilidad. La angustia, la pena y la molestia de pensar “¿por qué tengo que pasar por esto?”. Largas noches tratando de entender lo sucedido y dejar de ocultarlo a fin de saber manejarlo mejor sintiendo finalmente la indignación y la herida. La pena de hablar de ello con alguien por primera vez y sentir que la percepción de esa persona hacia ti cambiará definitivamente. Todo esto se encuentra detrás de un secreto guardado por años que entre menos es hablado más grande se vuelve. Soy un varón de 20 años y debo admitir que no ha sido algo fácil, aunque bien impulsado por las ganas de superarme y ser una mejor persona para los demás.

    Responder
    • Animo ya no estamos solos

    • Eres muy valiente, sigue adelante

  12. Hola
    Por desgracia yo fui victima de abusos, por parte de mi primo retrasado mental de los 0 a los 6 años…. el tenia 17
    Estoy con una buena profesional las dos estamos de acuerdo en que compartirlo con mas victimas seria bueno para todos… una de las secuelas que me dejo son trastornos de ansiedad y fobias.
    Creo que esto no le debería ocurrir a nadie mas y esta pasando todos los días. Soy de Alicante y me gustaría saber si aquí hay alguna asociación o una filial vuestra donde pueda dirigirme…
    Lo he intentado a través del enlace de Valencia…Pero no me contestan.
    Si no hay ninguna en mi ciudad, quizás me animara a formar una asociación o filial vuestra…. me podéis decir si eso es factible.
    Muchas gracias de antemano

    Responder
    • Hola Alicia.
      No sé si con “enlace de Valencia” te refieres a Acasi, pero es una asociación independiente de Aspasi. Nosotros solo estamos en Madrid y, de momento al menos, no tenemos intención de expandirnos. Imagino que, aunque tarden, te contestarán de Acasi y, si no, sigue insistiendo.
      Hay muchas vías para compartirlo. Puedes formar una asociación, como dices, puedes escribir tu historia y tu proceso de sanación, puedes abrir un blog de ayuda a otras víctimas, etc… Encuentra la más adecuada para ti y adelante con ella. 🙂
      Ayudar a otros es muy sanador y ayuda a tarnsformar el dolor. Suerte.

    • Hola Alicia, comparto contigo el deseo de difundir nuestro dolor y así poder ayudar a otras de las muchísimas víctimas que hay. Yo he sido abusaba casi con toda probabilidad desde los 0 años hasta muy tarde, probablemente los 10 y a saber si también después, porque apenas tengo recuerdos. Ahora gracias al EMDR y a mi terapeuta recuerdo a través de imágenes, auténticas barbaridades. Mi hija mayor también ha sido abusada probablemente por mi padre, su abuelo y su tío, mi hermano. Mi hija pequeña no ha comenzado terapia pero todo apunta a que también ha sido abusada. Además de lo costoso que es pagar estas terapias y ser un proceso muy largo, creo que merece la pena.
      Aunque soy de Galicia y estamos muy lejos la una de la otra podemos ayudarnos y me parece una idea estupenda crear y gestionar un blog a través del cual podamos ayudar a los demás.

  13. Hola, tengo 40 años,soy un hombre homosexual y sufrí un abuso cuando tenia 5, por parte de un vecino cercano, que era mayor que yo, podria tener 18 o 19 años. Nunca se lo conte a mi familia y en el momento de lo ocurrido se lo dije a un adulto, el padre de un amigo, que fue la primera persona mayor que me encontré despues de lo sucedido.No me hizo caso, no le dio importancia a lo que le contaba.Me senti estupido, sin dignidad,como alguien sucio y problematico, senti soledad,senti culpabilidad por haberlo contado y me avergonze y no se lo conté a mis padres.Creo que después desde el niño que era con mis ganas de jugar lo fui olvidando.
    A lo largo de mi vida, el recuerdo sigue pero no sufro por ello, el abuso que vivi lo he hablado en alguna ocasión con algún amigo y mi pareja actual tambien lo sabe.Con el tiempo la persona que abuso de mi entro en un bucle de autodestruccion propia, estaba enganchado a la heroina y murio, alguna vez lo vi, viviendo como un indigente sin techo y medio ido de la cabeza, senti pena y al mismo tiempo odio y venganza.Lo que mas me jode actualmente cuando recuerdo el hecho, es haber descubierto el sexo de esa manera tan brutal, y que un adulto no me protegiera y no me socorriera.Si hoy en dia me ocurriera a mi una situacion similar en la que un pequeño/a me viniera a contar algo parecido me siento en la obligación de intervenir, de protegerle y de ayudarle,al menos lo intentaria. Seguramente algunas neurosis que arrastro (me como las uñas de manera compulsiva, tengo cierta tendencia a preocuparme demasiado por tonterias,y desconfio de la gente en general, no tengo una vision positiva de mi mismo siempre, y la vida en general que es una maravilla¡¡¡ , me da miedo en ocasiones)estan provocadas por este hecho y algunos otros de otra indole que he vivido .Pero amigos y amigas yo me niego , me niego rotundamente a vivir infeliz por esto. El niño que era lo sigo siendo y no lo quiero perder nunca, y de vez en cuando me encuentro con el , lo recojo y lo protejo, le doy todo el amor que puedo y lo invito a que siga aprendiendo cosas en la vida ,a que siga ilusionado y a que sea espontaneo y extrovertido,como es el ,a que haga reir a mis hermanas como siempre lo hizo, a que siga siendo sensible y empatico,a que siga jugando.
    Creo que hacer terapia me vendria genial por todo lo que he contado y otras cosas , hacerlo con un profesional que me clarifique ciertos aspectos seria un buen apoyo.Mas tarde o mas temprano lo hare.
    Lo unico que pretendo con este escrito es hablar de ello compartirlo,si le sirve o no a alguien no lo se y si alguien me dice algo bueno o no tampoco importa, solo queria contarlo hablar de ello, contarlo como una experiencia mas y ya.

    Responder
    • Animo la vida continua

  14. Tengo 52 años y toda mi vida me he sentido una “rara avis”. He buscado solución en multitud de terapias alternativas así como en psiquiatra que a lo más que llegó es el diagnóstico de una distimia y psicólogo que diagnosticó “miedo brutal al abandono”. Además la relación con mis padres ha sido siempre tortuosa y humillante, haciendome sentir como un gusano inútil.
    El pasado año encontrandome en un bucle de sufrimiento que ni yo misma entendía decidí acudir aconsejada por mi hija a una terapeuta que hace su trabajo con EMDR. Fué muy rápido y a las pocas sesiones salio un abuso brutal, físico, sexual y psicológico, de mi padre y de su padre, enfermo mental. Mi madre lo sabía, lo veía y lo ha ocultado. Ha sido muy duro y gracias a mi terapeuta y a mi marido sigo aquí con fuerza para seguir y lograr sanar los monstruos interiores.
    Lo que ahora me preocupa al ir recolocando muchas cosas son mis hijas. La mayor ya ha comenzado terapia y de momento no ha salido nada, pero ahora entiendo algún dibujo que hacía de pequeña de la familia y al varón le dibujaba un pene desmesurado lo que entiendo es indicio de abuso.
    Por otro lado mi otra hija que tampoco descarto que haya sido abusada por su abuelo aún no le he dicho que debería ir a terapia porque tiene 18 años. Me asusta que no vaya porque cuanto antes como he leído mucho mejor será la sanación pero temo que al irse a estudiar fuera se encuentre sola en caso de que le salga también abuso.

    Responder
    • Hola Rosalía.
      Cada uno necesita su tiempo y su ritmo para ser capaz de empezar a abordar el abuso y trabajarlo en terapia. Tú misma has necesitado tiempo para encontrar una que te aydara a recordar y entender. El recuerdo del abuso se bloquea porque la persona así lo ha necesitado y no conviene forzar a nadie. Sólo con que tú estés sanando tu historia, le vas a aportar mucho a tus hijas. A la mayor, puedes ofrecerle la posibilidad de hacer terapia y tu apoyo en caso de que lo necesite, pero creemos que lo mejor es dejarle a ella decidir si está preparada ahora o no.
      Un abrazo.

  15. Fui abusada por el papa de mi padastro cuando tenia entre 5 y seis años, el me daba a mi y mi hermana, por lo mismo me siento culpable de esto. Realmente escondi esto por mucho tiempo, con mi hermana jamas lo conversamos. Con el tiempo me di cuenta que no puedo confiar en las parejas, siempre me siento disminuida por las demás mujeres, a pesar de que me digan que soy linda me siento una mujer sucia y que tengo demasiadas complicaciones en mi cabeza. Llevo una relacion de casi 4 años, es un hombre maravillo pero mi desconfianza y falta de autoestima estan destruyendo mi relacion. Gracias por exponer este tema, es bueno saber que no soy un fenomeno y que a cualquier persona abusada le pasan cosas parecidas a las mias.

    Responder
    • Hola Paula. Los síntomas que nos cuentas son muy habituales en personas que fueron abusadas, pero puedes cambiarlo. Te recomendamos que busques ayuda especializada por donde vivas que te ayude a expresar adecuadamente tus emociones y transformar o minimizar las secuelas. Un saludo.

  16. Soy un hombre de 49 años. Sufrí abusos de mi tía materna en varias ocasiones en la adolescencia. He mantenido oculto esto hasta q mi esposa decidió separarse de mi este año por mi conducta dominante. Egoísta y promiscua. Al final sigue conmigo. Necesito ayuda para no caer otra vez

    Responder
    • Tengo 40 años y pasé por abusos y maltrato psicológico desde muy pequeña hasta los 12 años. Nunca lo dije hasta los 28 años. Solo he tenido dos parejas, en ambos casos hombres muy infantiles y sin experiencia sexual. No consigo tener relaciones sin acabar llorando desconsoladamente. A veces pienso no volver a tener sexo el resto de mi vida y cerrar para siempre esa puerta al dolor. Mi relación con grupos de amigos es siempre como si yo no fuese una mujer. Visto desde siempre con ropa muy ancha y oculto mi femineidad para evitar el deseo de algún hombre. No sé cómo superar esto.

    • Eres una persona maravillosa. Lo que pasa es que aun no lo has descubierto. Centra te en ti misma. Buscate. Cultiva tu lado espiritual ( contacto con la naturaleza y con aquel que fue capaz de crearla) que cualidades se observan en los seres vivos. Tu eres un ser vivo muy importante. Así que adelante

    • El daño que nos han hecho no debe eclipsar lo que somos. Y mas aun. Lo que aun no sabemos que somos. Si solo nos concentramos en esa herida. Ese hachazo. Dejaremos que nuestra savia se escurra y sin fuerzas para nada iremos languideciendo. No lo permitamos. Somos fuertes. Un roble sigue creciendo y mostrándose saludable a pesar de los hachazos. Es muy valioso. Igual que tu. Ahora si esta en nuestras manos no recibir mas hachazos y poner vendaje a la herida. ABRAZOS QUE CURAN

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prevención, detección e intervención:

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

-

email marketing by Mailrelay

Twitter

Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Aspasi recibe el XVIII PREMIO TIERNO GALVÁN

Aspasi recibe el XVIII PREMIO TIERNO GALVÁN

Colaboración con Save The Children

Colaboración con Save The Children

Guía del buen trato al niño. Con la colaboración de Margarita G. Marqués

Guía del buen trato al niño. Con la colaboración de Margarita G. Marqués

Comentarios recientes

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrShare on Google+Email this to someone