Prevención del abuso en colegios

Prevención del abuso en colegios

Estamos colaborando en un proyecto para detectar abusos en los menores desde los colegios. Se trata de un método basado en Neurociencia que nos permitirá detectar qué niños están siendo víctimas de abusos sin que ellos nos tengan que decir nada al respecto. El método ahora está en fase de prueba y necesitamos voluntarios.

La prueba consiste en mostrar un vídeo corto y sencillo a los niños (en el que no se muestran abusos) mientras están conectados a un pequeño dispositivo que medirá su respuesta. Es rápido y completamente inocuo para los menores. Se llevará a cabo en septiembre, sólo lleva un rato y el beneficio puede ser muy alto, así que animamos a todos los padres y madres a participar con sus hijos*.

SocioGraph España desarrolla la parte tecnológica y coordina las pruebas con los menores: http://www.sociograph.es/quienes-somos/ Para contactar con ellos: 675 434 589 · 979 702 906

Y si os podemos ayudar con alguna duda, contactad con Aspasi en el 913112376.

Gracias por vuestra colaboración.

Nota* La prueba se realiza con niños de todas las edades y situaciones (no es específica para víctimas de abusos).

 

Carta a la culpa

Carta a la culpa

Estimada culpa:

Llevas ya muchos años encima de mí y creo que es hora de que hable contigo. No sé muy bien por qué sigues aquí, imagino que quieres evitar que avance, porque cada vez que intento dar un paso hacia adelante te agarras a mi pie como una ancla que me deja inmóvil; me he dado cuenta de que apareces siempre que quiero salir, que quiero seguir…

No entiendo de dónde saliste, probablemente te colocó ahí mi padre para hacerme cómplice de todo lo que ocurrió, para que recuerde, para que le recuerde, creo que es la única forma que tenía de continuar a mi lado, o mejor dicho, de lograr que yo continuara a su lado.

Pero te voy a decir una cosa, quiero que te vayas, que te esfumes, no te voy a pedir que te enganches a él, a mi padre, porque ni al mayor de los monstruos de mi vida le deseo el daño que tú me causas. Porque cuando te agarras a mí no puedo respirar, no puedo caminar, no puedo ver el mundo…

Así que, insisto, vete, no te necesito, estoy aprendiendo a enfrentarme a los recuerdos sin hundirme, sabiendo que yo no era cómplice, y menos aún culpable.

Creo que esto es todo lo que quería decirte, ya has ocupado bastante espacio en mi vida y no tengo intención de dedicarte ni un segundo más, ni una palabra más.

Adiós.

– Mujer, escrito tras asistir al GAM, Grupo de Ayuda Mutua

¿De verdad eras tú el culpable?

¿De verdad eras tú el culpable?

Cuando un niño es abusado no sabe lo que le esta pasando, pero por muchas razones injustificadas termina creyendo que es el culpable.

¿Por qué lo piensa? Por que los niños tienen la fantasía de que los adultos son buenos, con lo cual, si alguien hace algo mal, deben ser ellos.

¿Por qué se sienten culpables?  Por cualquier razón, por estar ahí, por ser niño o niña, por ser bonito o bonita, por tener el pelo largo, porque se sentía importante y querido por esa persona, porque se sentía especial, porque al principio daba gustito, porque no se escapó, porque no supo como decir que no, por sentir que no hizo lo suficiente por pararlo, porque alguna vez lo buscó, porque buscaba sus halagos o sus cariños, porque en el fondo se sentía malo o mala y creía que se lo merecía, por haber nacido, por seguir viviendo, etc.

Porque sí, está claro que era culpable porque el abusador se lo hacía sentir así, porque el abusador le decía cosas como: “si te chivas a mamá se enfadará contigo”, o “no está bien lo que te estoy haciendo, ¡párame!”, o “tú me provocas y yo no me puedo resistir”.

Porque alguien le dijo: “a ver qué hacías tú para que te hiciera eso”, o “los niños de ahora están demasiado espabilados”, o porque su madre lo consentía, porque le dejaban a solas con el abuelo, con el tío, con el amigo, y nadie se daba cuenta, porque…

Hay muchas razones y al mismo tiempo ninguna porque un niño o niña nunca puede ser culpable de un abuso sexual.

Las personas que se resistieron y pelearon para que no les abusaran tienen menos sentimientos de culpa cuando son adultos que  quienes “se dejaban” porque se sentían queridos y especiales, porque querían a su abusador, o porque no sabían que eso estaba mal, pero en los dos casos eres igual de inocente. Créelo, eres igual de inocente. Solo eras una niña o un niño, solo eso. El adulto era quien sabia que eso estaba mal.

Te propongo un ejercicio:

Mira una foto tuya de esa edad y mira a ese niño o a esa niña que eras. Mírale a los ojos y piensa si realmente podía defenderse o ser culpable. ¿Crees que conocía el alcance de lo que le estaba pasando?

Si no tienes fotos, ve a un parque y observa a los niños de la edad que tú tenías cuando ocurrió y pregúntate: ¿juzgarías a ese niño o niña si le pasara lo mismo que a ti te pasó?. Ellos no pueden ser culpables, solo son niños, solo eso… ¿y entonces tú, por qué crees que lo eras cuando tenías esa misma edad?

Aprende a sanar tu dolor, a cuidarte, a escucharte.

ERES INOCENTE.

Margarita García Marqués, psicóloga clínica.

Especializada en autoestima, comunicación, infancia y abuso sexual infantil.

¿Para qué sirve la formación en ASI?

¿Para qué sirve la formación en ASI?

 

Un profesional con conocimientos en prevención, detección e intervención del abuso sexual infantil adquiere una visión más amplia sobre el comportamiento humano en situaciones de dolor, conflicto, trauma y estrés.

Está capacitado para ver inmediatamente cambios de actitud en los niños y otras señales que indican que algo les perturba, sabe dar los pasos básicos para averiguar qué sucede y ayudar o pedir la ayuda necesaria en función de sus competencias.

Los profesionales que trabajan con adultos aprenden a reconocer las secuelas más habituales, comportamientos asociados y formas de acercamiento cuando hay indicios.

Todo comportamiento dañino (agresividad, violencia, ira, irritabilidad, sumisión, hipersexualización, miedo excesivo, etc) tiene un origen y una razón. Las vivencias que tenemos, sobretodo en la infancia, crean nuestra forma de ser y, como profesionales, abordar el trabajo desde esa perspectiva lo facilita y lo agiliza, pudiendo llegar antes al origen y buscar las soluciones posibles.

En la formación adquirimos conocimientos que se pueden aplicar a una gran diversidad de situaciones y también conocimientos específicos sobre el abuso sexual infantil.

Si tienes dudas sobre si esta formación es apta para ti, pregúntanos: 913112376 y info@aspasi.org

 “Abuso sexual infantil: cómo prevenirlo, cómo detectarlo y de qué forma intervenir”

6 y 7 de mayo en Madrid. Dirigido a psicólogos, docentes, médicos/sanitarios y estudiantes que trabajan en contacto con menores.

 

 

¿En qué consiste?
El curso se divide en una parte teórica y otra práctica. En un primer bloque damos un conocimiento teórico sobre prevención y detección con pautas importantes a tener en cuenta para la práctica. En el segundo bloque hablamos sobre la intervención con menores, con herramientas y pasos a seguir según nuestras competencias. Durante la formación habrá espacio para preguntas y practicaremos en grupos para trabajar en las dudas que vayan surgiendo.

Contenido

  • Hablar con los niñ@s para prevenirles sin alarmar.
  • Síntomas: Cómo expresan los niños el abuso. Identificar las señales.
  • El secreto: cómo afecta.
  • Comunicación verbal y no verbal. Permitir que los niños/as nos lo cuenten con sus palabras.
  • Herramientas: guiñoles, caja de arena, dibujo y relato para identificar e intervenir en un caso de ASI.
  • Primera acogida. Cómo proceder.

Objetivos

  • Conocer el impacto del abuso y su repercusión a corto y largo plazo.
  • Conocer aspectos fundamentales del abuso: síntomas, secuelas, qué no debemos hacer en ningún caso, cómo proceder, a quién derivar, etc.
  • Reconocer las formas en que los niños lo cuentan.
  • Saber cómo hablar con los niños/as sobre el ASI.
  • Saber qué hacer cuando hay indicios o cuando nos lo cuentan y cómo abordarlo.
  • Ayudar de forma creativa y constructiva a sanar las posibles secuelas.

Horario: Sábado 6 de mayo de 10 a 14 y de 16 a 20h. Domingo 7 de mayo de 10 a 14h.
Precio: 180€

Imparte Margarita García Marqués, psicóloga especializada en comunicación, autoestima, infancia y abuso sexual infantil. Fundadora de la Asoc. para la Sanación y Prevención del Abuso Sexual Infantil, ASPASI.

Información e inscripciones en info@aspasi.org y en el 913112376.