Aspasi en Infiltrados, de Cuatro

Aspasi en Infiltrados, de Cuatro

La semana pasada por la noche emitieron un programa con el que colaboró Aspasi el año pasado y ya tenemos el enlace para poder compartirlo con vosotros. Aunque habríamos escogido otro título para el programa, queremos dar las gracias a Cuatro por interesarse una vez más en mostrar este tema.

El programa contiene información muy interesante y os recomendamos que lo veáis y utilicéis esta información para ayudar a prevenir los abusos hacia los menores que tengáis cerca.

http://www.mitele.es/programas-tv/infiltrados/temporada-1/programa-9/

 

Detente

El pasado viernes se presentó un gran Captura de pantalla 2015-02-11 a la(s) 10.38.02testimonio en la librería Mujeres y compañía de Ópera, en Madrid. La autora conocida con el seudónimo de Leiza González Gonza ha dado a conocer su experiencia personal y totalmente verídica con la editorial Edítalo Contigo. El libro se titula ‘¡Detente!’ y cuenta paso a paso una historia de sufrimiento, pero especialmente de superación y de esperanza. Está escrito desde el anonimato para proteger a sus allegados, no por vergüenza.

“La idea de escribir mi experiencia surgió hace dos años, cuando vi cómo se abordaban los malos tratos en los medios de comunicación, sin saber realmente de lo que se estaba hablando”, así explica Leiza el nacimiento de este proyecto. Asegura que se siente más liberada al haber contado al mundo lo que ha vivido, aunque el objetivo crucial del libro es concienciar a la sociedad, enseñar qué es en verdad “lo que hay detrás de una paliza”, y sobre todo, demostrar que es posible salir adelante y ser feliz.

Aunque está exento de regodeos, morbo y dramatismo, el texto muestra malos tratos, abusos sexuales, momentos de angustia y de soledad, pero todos narrados desde la perspectiva de una niña, revelando sus pensamientos, sus emociones y el modo en que ella vivió y superó aquellas situaciones. “Cuándo mi tío abusaba de mí” – recuerda Leiza – “lo de menos, era el daño físico”. Cuenta cómo aprendió a abstraerse, a salirse de sí para que no la dañaran más, y cómo logró poner punto y final a ese “infierno”.

Captura de pantalla 2015-02-11 a la(s) 10.38.34La segunda lucha presente en esta historia es la que llegó cuando “la casa de los horrores” ya formaba parte del pasado, aquella que debió librar consigo misma. “Llegado un punto, me di cuenta de que no puedo basar mi futuro en el pasado, no puedo vivir basada en el odio”, concluye la autora. Recalca además que en toda situación siempre hay algo positivo, por increíble que parezca: “Todas las situaciones, aunque sean increíbles, tienen algo bueno. Yo de esto, aprendí lo que nunca se debe hacer”.

En esta narración encontraremos momentos de auténtica soledad, de unión, de impotencia, y de una perseverante lucha, que a la larga, sin duda, ha merecido la pena. Uno de los capítulos comienza con la siguiente frase: “Me di cuenta de que la percepción que yo tenía de la vida no era ni había sido la correcta, era solo la que me habían enseñado”.

Ante la pregunta de “¿cómo has conseguido salir adelante?” responde: “a base de superación y de decir: ¡no vais a poder conmigo!”. Leiza aprovecha para enviar un mensaje muy concreto a las personas que están padeciendo abusos y maltrato: “no están solos, no son los únicos, y se les puede ayudar”. Ella resume así sus perspectivas de futuro en la lacra del maltrato: “Hay mucha gente dispuesta a ayudar a los demás, y eso tiene que dar su fruto”. Y así, recalca la importancia de prestar atención a aquellas posibles víctimas que nos rodean, a tratar de comprender a aquellos que piden ayuda en silencio y aprender a “ver, no solo mirar; y escuchar, no solo oír”.

Por último, con este libro, Leiza intenta demostrar que hay un momento de superación, que en algún momento habrá salida. Y que a pesar de todo, hay que quererse y querer a la vida. “Teniendo la vida, lo tienes todo, tienes días buenos y días malos”, insiste la autora. Pero, tal como reza en su libro: “Si no tienes la vida, no podrás disfrutar de nada” y “lo que no te mata, te hace más fuerte”.