Espacio Abierto: El Reencuentro

Después de un mes voy a ver a mi madre, una semana antes del viaje empiezan las pesadillas, me voy sintiendo “extraña”, revuelta, contrariada….ir al domicilio familiar siempre es motivo de inquietud.

Amanezco y me cuentan que tenemos comida familiar, un nudo se apodera de mi estómago y me pregunto por qué? Se acerca la hora y llega la familia, incluido mi tío, él abusó de mí, el nudo en mi estómago se traslada a mi garganta y siento ganas de gritar, de llorar, de desaparecer.

Su mirada lasciva me desgarra, me deja en un estado de indefensión, casi paralizada lo único que deseo es evadirme. Intento mantener la calma y me voy a dar un paseo, el aire fresco y la brisa del mar me traen de vuelta a mi mundo, un mundo que está muy lejos de mi infancia, del domicilio familar y del entorno donde crecí….y pienso que el precio ha sido tan alto….

Regreso y ya se han ido, vuelvo a respirar ampliamente…..mas tarde llega mi hermano, él también abusó de mí……

Siento tanto dolor que casi estoy anestesiada, y me pregunto por qué estoy ahí, hasta cuando seguir exponiéndome…. me siento insignificante, pequeña, indefensa, siento miedo, rabia, impotencia…esta vez no consigo mantener la calma….. me dirijo a la cocina y me sirvo una copa, mi único deseo: desaparecer……

4 comentarios de “Espacio Abierto: El Reencuentro

  1. Avatar
    Susana dice:

    La idea de Gaëlle me parece muy buena. Hacerles frente y hacerles saber que ya no pueden con nosotros nos hace fuertes, y a ellos les hace enfrentarse con quienes son.

    A mí me ha llegado eso de «las miradas lascivas»… Qué indefensión se siente, ¿verdad? es como si recalcara su poder sobre ti. Y energética y anímicamente afecta tanto que paraliza.

    Honestamente, creo que sois muy valientes. Yo sufrí abuso en el colegio y mi familia, aunque no saben, no son complices, con lo que puedo tener una relación cordial con ellos. No puedo ni imaginarme lo que sería tener que hacerle frente a mi agresos de esa manera, simulando, aguantando la rabia. Y que encima ellos vayan por la vida llevándose la aprobación social… eso quema.
    Ojalá encuentres una válvula de escape, amiga. ¿Haces terapia? ¿Tienes pareja, por lo menos? Escribir ayuda, aquí puedes escribir lo que quieras.
    Un abrazo,
    Susana

  2. Avatar
    Gaëlle dice:

    Cariñito, si puedes….escribe alguna notita que puedas deslizar en el abrigo o chaqueta de tu agresor, tipo: No olvido lo que me has hecho hijo de …. sin firmar. veras como poco a poco encuentras tu poder. Estoy contigo

  3. Avatar
    Paperucita dice:

    Leer esto precisamente hoy para mí ha sido muy duro…
    Entiendo muy bien esta entrada, yo también me tuve que encontrar hoy con mi tío y aunque sólo fueron unos segundos, me dejó hecha polvo. Ese silencio impuesto por la familia nos ahoga muchísimo.
    Mantener las formas cuando deseas gritar y decir 3 verdades es taaan difícil…

    Ánimo !! No estás sola. Estamos contigo.
    Un abrazo enorme. 🙂

  4. Avatar
    Paperucita dice:

    Qué identificada me siento… Y leer esto precisamente hoy, también me tocó encontrarme con mi tío, sin buscarlo…
    Entiendo demasiado bien esta entrada, sobre todo el «Esta vez no consigo mantener la calma.» Me está costando demasiado mantenerla últimamente.

    Ánimo !!! No estás sola, estamos contigo.
    Un abrazo enorme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Para enviar un comentario debe aceptar nuestra política de privacidad y normativa RGPD

*

Acepto la política de privacidad