Una forma fácil de enseñar límites a los niños es jugando a ponerlos. Aprovecha los momentos de juegos con tus hijos, sobrinos, alumnos, etc… para enseñarles cosas valiosas y útiles para su vidas. Sin darse cuenta, estarán aprendiendo a relacionarse y desenvolverse.

¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrShare on Google+Email this to someone