Secuelas

SecuelasLas secuelas son los muros que nos impiden vivir la vida con plenitud, los “enganches” en el trauma que nos llevan a pensar que nuestras vidas están mermadas cuando somos capaces de vivir plenamente.

Si exploramos en su origen, entendemos su finalidad y aceptamos su causa, conseguiremos entendernos y conocernos mejor a nosotros mismos. Desde aquí, desde el conocimiento y la aceptación, podemos comenzar a sanar y, aunque es posible que no desaparezcan todas completamente, sí podemos reducir en gran medida la problemática que las acompaña.

Haber sufrido abusos sexuales y tener secuelas de aquella experiencia no tiene porqué reducir la calidad de nuestra vida.

A continuación, podéis leer las secuelas que muchas personas han querido compartir con nosotros.

Si quieres, puedes compartir también las tuyas.

74 Comentarios

  1. Buenas tardes a todo aquel que me lea. Bueno, para empezar he estado leyendo alguno de sus casos y realmente puedo decir que lo que sufrí yo no se podría comparar con aquello.
    Mucho antes de mudarnos de ciudad, cuando tenía cinco años, los hermanos mayores de nuestros vecinos (creo tenían unos 26), que eran muy buenos amigos de mi hermano de diez años, nos enseñaron pornografía. No recuerdo de mucho, simplemente algunas cosillas borrosas de lo que sucedió en el proceso. Aún cuando le había advertido a mi madre lo que estábamos viendo, sí ella logró enfrentar a la madre de ellos indignada, siguieron haciéndolo. No precisamente pornografía, sino empezaron a toquetearme y así le pidieron a mi hermano que lo hiciese. Desde ese entonces no se detuvo sino hasta, más o menos, cuando cumplí siete u ocho años debido a que lo amenacé, llorando, que le contaría a nuestros padres. Él me enseñó que era un juego de niños, entonces seguí con ese pensamiento hasta que al fin me di cuenta de lo equivocada que estaba. Después de eso, lo cual me pareció bastante raro, fue que mi primo comenzó a querer tocarme, incluso su hermana menor que yo estoy segura que estaba imitándolo. Hoy en día, aunque se lo haya llegado a contar a mi madre, mi tío, nadie es capaz de ayudarme… hace tres años atrás llegué a recurrir a una psicóloga y le conté todo lo que pasó y aun así no fue capaz de decírselo a mi madre o ayudarme a desenvolverme para contárselo por mi cuenta. Después de un año, gracias a un amigo virtual de venezuela, fui capaz de confesárselo.
    Por otro lado, yo no he sufrido pesadillas aunque sí miedos extremos a salir y a socializar. Todos los novios que tuve fue por la sencilla razón de que creía que el sexo era la única solución. Si no se los daba, me despreciaban. Por eso trataba de satisfacerlos y es así que, de algún modo, me sentía presa de mí misma al no poder liberarme y ser, quererme, por lo que realmente soy. Tuve ex que hasta llegaban a excitarse al saber por el abuso que pasé y por eso, y más, que lo seguía viendo como algo totalmente normal.
    Un saludo, suerte y gracias por leerme.

    Responder
    • AspaSi

      Hola Mar. No sabemos cómo te encuentras ahora pero, si sientes que necesitas ayuda, busca a un psicólogo especializado. Por suerte, ahora los hay y pueden ayudarte mucho. Un abrazo y gracias por contarnos tu historia.

  2. Hola a todas

    Soy de Ecuador y les quiero decir que hay esperanza para salir de esto…..asi me siento ahora…yo al igual q todos pase lo mismo, en la infancia, y he sentido lo mismo q todos describen….son sentimientos…son eso: sentiMIENTOS

    Que mas q ningun psicologo quien les puede ayudar es Dios, q entre la luz y el amor de él…pero ese amor de padre sanador…xq el nos ama a pesar de como nos sintamos y lo sucio y mal q nos portemos….Dios espera q nosotros nos acerquemos a él….no con rezos en vanos sino.con una relación personal con él….busquen ayuda en dios y personas conocedoras de la palabra.de dios y lo que dios dios tiene para decirnos ante cada situación y cosa que pasemos…solo aclarando esas cosas podemos saber que no fue nuestta culpa….y tampoco lo buscamos ni mereciamos…..podemos salir adelante dejando todo atras y revivir como el ave fenix…..primero dios y luego la ayuda profesional de psicologos y de quien sea….y x favor…traten de ponerle nombre a cada cosa y llamenla x su nombre correcto y real y enfrentemos cada dia eso hasta vemcer y sigan con otra cosa mas….y asi paso a paso….No voy a ninguna iglesia ya pero mantengo una relacion con dios muy personal…..se los recomiendo x el bien d cada uno….espero puedan hallar la luz al final del tunel y puedan llevar una vida lo mas normal posible….sean fuertes y desechen los malos sentimientos….nosotras valemos oro…x la experiencia vivida….y encaminen q harán con lo aprendido…x ejemplo….evitar q le pase a otras y otros niños…dando alertas a los padres pero sin ser alarmistas…sino realistas…x favor aceptar lo q nos paso en voz alta y tratar cada dia….un paso a la vez de la mano de dios….estamos vivas y merecemos vivir….hay tanto x que vivir…y mientras tengamos vida, a disfrutarla….
    yo me.tomo un dicho de mi abuela: solo para la.muerte no hay remedio…sino visiten un hospital de niños.con cancer para q vean q a pesar d lo.q.ellos.viven…aun asi.sonrien
    Exitos y bendiciones

    Responder
  3. Hola me llamo Angel de pequeño a la edad de 5 o 6 años sufrí abuso por parte de mi pabre además de que me prostituyo con otros hombres.. cuando llegué al kinder otras personas también se aprovecharon maestras que me decían toca a tu compañero chúpale la pilila señores de puestos de dulces que se ponían en el jardín de niños aprovechando de que eran pobres los incitaban a tocamientos a cambio de algo para comer.. esos tipos de casos he llegado a vivir.. las consecuencias de los abusos son muchas…
    Perdida de control de esfinter
    Pesadillas
    Miedos
    Desconfianza extrema
    Problemas alimenticios
    Depresiones severas
    Ataques de ira y tristeza
    Sentir que eres un objeto que no vale más que para usarse.
    Retraso piscosexual al grado de tener la de un niño de 5 años.
    Retraso emocional igual a la de un niño de la edad de 5años.
    Problemas con hacer amigos mantener relaciones y convivir socialmente
    Entre algunas otras..
    Lo único que ahora pienso es no dejar mis sueños y felicidad a un lado si no ellos habrán logrado ganar.
    Así que ánimo no hay que dejarse en la oscuridad hay que brillar = ]
    Suerte♥

    Responder
  4. Hace 4 años que me case. Durante el primer año de matrimonio las secuelas del abuso volvieron a salir. Me cortaba, era un deseo de no estar en el presente, olvidar el pasado. A pesar de llevar 10 años en terapia fortaleciendome para este día, mi esposo hace 2 días se cansó y le escribió a mi papa un correo electrónico diciéndole que era un abusador sexual cobarde. Mi familia colapsó. Estoy con miedo, angustia, era mis secreto, yo quiero arreglarlo, y ahora esta afuera y tengo que por que mi papa diga que no es verdad. Ahora dudo de mi. Seré capaz de ene memorias falsas? Estoy desesperada, quisiera estar muerta. He perdido tanto tempo, años de abuso, y luego Anorexia y bulimia pr 10 años más, 2 intentos de suicidio, cortarme, pegarme, tener relaciones sexuales con desconocidos, NO MÁS! Llevaba bien un tiempo y ahora esto! Mi esposo cree que me ayuda así.. Pero no. Mi hermano cree que malinteprete las cosas con mi papa. Mi papa me dice que odia a mi esposo, que lo calumnio y lo quiere demandar. Yo le pido disculpas a mi papa.. No quiero perderlo, tiene esto sentido? ahora como defiendo mi voz si siempre fue la más débil de todas? No tengo voz. Soy impotente.. Eso describe prácticamente mis secuelas a los largo de estos 20 años

    Responder
  5. YA NO LO ESTOY, GRACIAS A DIOS. DE HECHO LO ABANDONÉ ANTES QUE MI HIJA ME CONTARA LO SUCEDIDO. HA PASADO MÁS DE UN AÑO DES DE QUE NOS FUIMOS DE ESE PUEBLO, PERO MI CULPA NO SE VA. GRACIAS POR VUESTRO APOYO!
    UN ABRAZO

    Responder
  6. HOLA,

    ESTOY ATERRORIZADA. MAÑANA MI HIJA DE 12 A. DECLARA CONTRA SU PRESUNTO ABUSADOR.
    CUANDO DECIDÍ SALIR DE MI CIUDAD PARA VIVIR CON ÉL EN UN PUEBLO Y EMPEZAR UNA NUEVA VIDA, NUNCA PENSÉ NI POR ASOMO QUE ÉSTO PODÍA OCURRIR. EL PADRE DE MI HIJA ESTABA LEJOS Y A PENAS SE OCUPABA, ASÍ QUE LE DI ESE ROL A ÉL. ESTABA CIEGA DE AMOR, CONFIABA TOTALMENTE EN ÉL Y MI HIJA QUE TENÍA 9 AÑOS TAMBIÉN. IMAGINO QUE DE ALGUNA MANERA QUERÍA PROPORCIONARLE EL CARIÑO PATERNO QUE NO HABÍA TENIDO Y CUANDO ME DECÍA QUE ÉL TENÍA 2 CARAS, YO ENTENDÍ QUE ERA MUY DIPLOMÁTICO SOCIALMENTE, PERO QUE EN CASA SIEMPRE ESTABA DE MAL HUMOR. QUÉ LEJOS ESTABA DE IMAGINARME QUE MIENTRAS YO DORMÍA SE LEVANTABA Y SE IBA A LA HABITACIÓN DE MI HIJA. CON QUÉ SANGRE FRÍA VOLVÍA A DORMIR CONMIGO!!!! COMO HE PODIDO TENER RELACIONES CON ALGUIEN QUE PRESUNTAMENTE HA ABUSADO DE MI HIJA. CÓMO NO HE SABIDO PROTEGERLA, POR DIOS!!!!

    AHORA LAS 2 SEGUIMOS TERAPIA, ELLA CON SUS MIEDOS Y YO CON MI CULPA. CULPA QUE HACE QUE ME AUTOCASTIGUE… COMO DUELE EL DOLOR DE UNA HIJA!!!! OJALÁ ALGUN DÍA ME PERDONE A MI MISMA POR NO HABERME DADO CUENTA ANTES, OJALÁ PUEDA VOLVER A CONFIAR, OJALÁ HAYA LLEGADO A TIEMPO Y SUS SECUELAS SEAN LAS MÍNIMAS!!!!

    CREO QUE EL NO RECIBIR AFECTO DE PEQUEÑA HA CONDICIONADO MIS RELACIONES, LA INDIFERENCIA, EL POCO AMOR, EL MIEDO A FALLAR, SER DEMASIADO RESPONSABLE Y AUTOEXIGENTE PARA AGRADAR A MIS PADRES Y AÚN ASÍ, NO CONSEGUÍ NADA… HA DADO SU FRUTO EN LA ELECCIÓN DE PAREJAS EQUIVOCADAS. PERO AÚN ASÍ… A MI HIJA, NO LA DAÑEN MÁS!!!!

    Responder
    • Darte cuenta que la persona de la que estás enamorada es un “presunto” abusador es una tarea de lo más compleja, lo importante es que has podido verlo, has apoyado a tu hija y ahora estáis las dos juntas luchando por una vida mejor. Ahora puedes verla y la proteges, ese es el mejor camino, el apoyo de una madre. Aquí nos teneis para lo que necesitéis
      Muchísima fuerza y valor para las dos ante esta nueva etapa!

  7. Hola Paperucita.

    Antes que nada, debes entender que lo que te pasa no es nada raro ni extraño, es algo natural que tarde o temprano te tenía que pasar si has pasado por una experiencia semejante.

    Yo a esas etapas las llamo “regresiones” (no sé cómo lo denominaréis las demás) y las sufro de vez en cuando aún cuando ya me he recuperado mucho del abuso. Como bien has dicho, has tenido suerte de que en tu caso no hubo violencia, pero eso no es un motivo para quitarle hierro a lo ocurrido. Lo que está mal, está mal sea cual sea la magnitud. Una chica cuyo abuso solo sea oral no le quita el derecho a sentirse mal porque haya otras cuyas experiencias hayan sido peores. Es algo que no se debe admitir ya que los primeros que recurren a eso para quitarle hierros son la gente de tu alrededor que quiera silenciar el tema (por experiencia).

    Cuando llegan las “regresiones” yo procuro distraerme con algo (distraerse no tiene porqué ser sinónimo de ignorar): leo, veo una película, busco a mi pareja o a un amigo para hablar (del tema o de otra cosa, según el momento)… Esas flashes no son más que intentos de nuestra cabeza por digerir ese malestar, pero no hay que permitir que nos atrapes. Hay que convivir con ello y dejar que vengan poco a poco hasta que cada vez vayan siendo menos frecuentes e intensos.

    Sé que lo que digo suena muy bonito pero es que realmente es así. Cuesta muchísimo y no te vas a creer ni una palabra de las que te he escrito en el momento que las leas, pero a largar te darás cuenta que acaba pasando. No se te olvide que no llueve eternamente.

    Responder
    • Marta, muchísimas GRACIAS!!
      Sabes? Muchísimas veces me he repetido a mí misma “No tengo derecho a sentirme mal. No puedo sentirme mal, si lo mío no fue para tanto!!!” En serio, no sé cuántas veces me lo habré dicho a mí misma, mucho antes de saber que aquello que viví fueron abusos… Sé que tienes toda la razón. Es mi historia y evidentemente me duele y tengo que tragar con ella, a veces me cuesta más y otras menos pero al fin y al cabo es lo que me ha tocado vivir y no puedo hacer nada por cambiarlo.

      Últimamente no he parado de hacer cosas, trabajos para la facultad, estudiar, leer muchísimo, salir y entrar, estar con mi gente… Evitaba a toda costa estar sola porque en cuanto que me quedaba sola me venía abajo y me echaba a llorar, muchas veces sin saber muy bien porqué… Pero, como tú bien dices, poco a poco. De nada sirve negarlos ni intentar “evitarlos”, esa es la impotencia que me da…Sé que sabes lo que te estoy diciendo. He llevado regular saber que no puedo controlarlos, que vienen así sin más, te dejan echa polvo y con las mismas se van y ya está… Hasta que cuando menos te lo esperes vuelven a aparecer. Y no te queda otra más que aprender a convivir con ellos.

      Sé que como bien dices, es sólo cuestión de tiempo. Te creo, de verdad que te creo.
      Muchísimas GRACIAS por tu mensaje, me ha hecho sonreír !!
      GRACIAS

      Un abrazo enorme de tocaya a tocaya! 😉

      Por cierto, eras de Málaga, verdad? Sabes que yo también. Si me necesitas, aquí estoy contigo!! Sabes? Yo jamás he hablado con nadie que haya pasado por lo mismo sin que haya un pc delante… Si necesitas charlar, gritar o lo que sea, cuenta conmigo! 🙂

  8. ¡¡Hola!! Os escribo aquí porque no sé muy bien donde acudir ahora mismo… Y necesito compartir lo que siento con vosotr@s.

    Entre mis secuelas también ha estado siempre presente el sentir asco de mí misma a veces cuando tengo relaciones si se me viene alguna imagen o sensación de los abusos pero en realidad siempre ha sido todo muy confuso. Era como que lo sabía y no lo sabía. Al menos podía evadirme, ponerme una especie de barrera y seguir con mi vida. Aunque en ese momento me sintiese incómoda o mal, me levantaba y seguía tan normal como si nada… Pero hace unos días fue distinto. Estaba con mi chico y tuve un recuerdo muy vivo. Sentí que mi tío estaba detrás mía y me entró un pánico tremendo. Duró sólo unos segundos pero fue tan real! Me pasé un rato llorando, temblando, sintiendo que me faltaba el aire…
    Lo que me choca más es que yo nunca sentí miedo durante los abusos porque para mí era como un juego. En mi caso, por suerte, no hubo violencia… Y ahora por qué me he sentido así? Fue durísimo, lo pasé tan mal…
    Qué hacéis si os sentís así? Me he vuelto a levantar, sigo adelante pero me cuesta muchísimo quitarme de la cabeza la angustia tan tremenda que sentí esa noche…

    Muchísimas gracias de todo corazón por estar ahí!
    Un abrazo enorme!!

    Responder
  9. Acabo de ver tu comentario claudia, como veo q nadie ha contestado, lo voy a hacer yo si me lo permites. Los intentos de suicidio es algo que creo por lo q hemos pasado todos/as o cas las victimas de abusos sexuales…son normales esos altibajos, pero piensa, que lo que dejas aqui, es mucho más valioso de lo q puedas tener, quiza´s ahora lo ves todo negro, pero nosotoas mismas somos las q tenemos q ir pintando nuestra vida poco a poco. No soy psicóloga, soy víctima como tu y permiteme dedirte q no estás loca, son momentos en lso q nos desesperamos y el miedo puede con nosotras, pero aqui hay mucha gente como tu y como yo…Lo verdaderamente importante es…conseguir q esto no maneje tu vida, los recuerdos están, no se van a ir, pero si que creo q debemos intentar hacerlos un poquito a un lado. Créeme, se de lo q hablo. ANIMO y cuidando lo más valioso que tienes…q eres tu!!!!

    Responder
  10. Hola a todas, no se si les pasa pero ultimamente tengo unos dias y otros muy abajo, en menos de 3 meses llevo 3 intentos de suicidio, ya estoy harta y desesperada, durante este tiempo he intentado mil veces ponerme de nuevo de pie y no lo logro, la anorexia regreso y esta brutal, alguien sabe porque estos altibajo? es mi locura? es normal, necesito que alguien que ya paso por esto me lo explique, si es que hay explicacìón.

    Responder
    • Alguien un día nos usó para su gusto y placer. Alguien un día nos trasmitió con sus actos que no valíamos como personas y nos causó un tremendo dolor. El dolor físico pudo pasar. La idea de que no valíamos perdura, la de que somos objeto perdura… Y esa idea se repite como un eco que no cesa…para intentar terminar la tarea que comenzó en la infancia: destruirnos. Nuestra tarea: Decir aquí estoy, decir tengo derecho, decir soy digna, decir tú no podrás conmigo…Decirte que eres digna ,que te quieres y que no eres objeto de nadie. Que tienes derecho a vivir…porque sí, porque aquel que te dañó no va a poder contigo…. Y ábrazate con toda la ternura que necesitas, con toda la ternura que te negaron, con toda la ternura que nace en tu interior clamando ese abrazo al que nadie puede llegar y que sólo tú puedes ofrecerte… Dite en susurro el “te quiero” que tu profundo ser necesita, que la niña lesionada necesita oir…Dite te quiero…Y VIVE.

  11. Hola Luna, a mi también me gustaría saber qué es lo que te ha pasado, en que momento y con que comentarios te has sentido pormenorizada y juzgada está claro que para ti debió de ser duro cuando te has sentido humillada,

    A mi también me gustaría saber de tu dolor, puedes hablarnos de ello? trataremos de ser respetuosas con lo que comentes…..está claro que hay mucho dolor.

    Responder
  12. Sinceramente pienso que las asociaciones, GAM, etc, no siempre sirven a todos por igual. Las secuelas me las han ridiculizado y ahi te quedas con tu “problema” con cara de idiota pensando que para que has ido. Y no vuelves más.
    ¿Para que ridiculicen, pormenoricen mi trauma, mi miedo y ni me escuchen o me lo juzguen? Para eso me quedo en casa y vuelta a cerrar la boca para no sufrir mas humillaciones despues de decidirte a hablar.
    Me ha pasado en dos asociaciones en las que he estado, las dos muy conocidas y a las que nombrais aqui.
    No siempre son tan beneficiosos los GAM, tambien pueden dejarte peor de lo que ya estabas o en su lado positivo, darte cuenta de que es inutil hablar segun que secuelas o segun con que personas y mejor buscar el aprendizaje a vivir con todo esto tu solita.

    Responder
    • Luna, me llama mucho la atención tu comentario y de verdad que me gustaría saber qué tipo de secuelas son las que te han ridiculizado. Llevo dos años acudiendo al GAM y nunca me he sentido ignorada, ridiculizada o juzgada ni por la terapeuta ni por mis compañeros/as.
      ¿Podrías compartirlas?

  13. MI MAYOR SECUELA LA OSCURIDAD Y EL ASCO AL SEXO

    Responder
  14. Leer todo lo que escribís, es como leer algo escrito por mi, casi todos los sentimientos son los mismos, supongo que cada una lo llevamos de forma diferente o quizá exactamente igual, no se. Esto es un mundo tan complicado que ni con todas las sensaciones del mundo podriamos describirlo perfectamente. Ahora mismo me encuentro en medio de esta tormenta, es mi segundo intento por salir adelante, pero el primero en el que mi familia lo sabe, lo mio no fue un familiar, pero si un amigo de la familia, un loco cabrón que dejó parte de mi vida encerrada en un cuarto de baño, entre golpes, abusos, amenazas de muerte y demas cosas horribles que prefiero no decir. Hoy me encuentro muy hundida, en uno de esos días en los que te cuesta ver el Sol, otro día más en el que mi marido se desespera por verme mal, pq ya no sabe como ayudarme. Hoy solo tengo ganas de estar sola, me molesta la gente, el ruido, me molesta hasta… la vida, pero se que esto no puede continuar así, que la vida pasa rápido y después lo que queda no es más que recuerdos malos, se que tengo que tratar de sobreponerme, pero hay días en los que se me hace taaaaannnn dificil !!!!
    Pero este blog me está ayudando, me doy cuenta de algo que ya sabía, que por desgracia muchos/as conocemos, es como poder gritar, cuando todo el mundo está en silencio, saber que estais ahí me anima a continuar, pq a mis 33 años, sonará raro, pero creo que debo volver a nacer para tener una vida nueva. Gracias a todas !!! Espero poder decir algún día que ya estoy bien, que he salido de esta tumba en la que estoy enterrada viva.

    Responder
  15. Para todas las que tengan dudas sobre sus sentimientos, el cómo los encauza y el tipo de secuelas que tiene, os recomiendo leer el libro que me recomendó mi psicóloga y que me ha ayudado mucho a seguir adelante. Se titula “El coraje de Sanar” de Ellen Boss y Laura Davis. No solo trata este tema con respeto y sin regodearse en los detalles escabrosos sino que dan diversos ejercicios que puedes practicar sola o acompañada, y todo está desde el prisma de la sensibilidad y de como percibimos el mundo la que hemos tenido este tipo de experiencia.

    Responder
  16. Secuelas…. ufff. los celos quizás sea una de las más gordas… nunca he sabido relacionarla con los abusos salvo por el tema de la confianza, pero ultimamente me ronda la cabeza la posibilidad de que la verdadera secuela sea que veo sexualizadas relaciones que no lo son. Afortunadamente mi pareja sabe que me ocurre y ambos trabajamos juntos este tema. A menudo, cualquier sonrisa cruzada con otra persona la percibo como amenazante, como “que tiene interés”, aunque sé que no, pero me bloqueo y soy incapaz de hacer nada, sólo quiero llorar pero tengo pánico a hacerlo delante de nadie, al menos cuando es por este motivo, siento una vergüenza inmensa. Claro que esto se une a una dependencia emocional muy fuerte en el sentido de que estoy convencida de que sin mi pareja mi vida no tendría sentido. Ya conozco lo que era estar sin él (antes de conocerle), y sé que no voy a encontrar otra persona así (dos veces no se encuentra un amor como el que tenemos, ahí me considero afotunada), y para volver a lo de antes, no creo que mereciera la pena.

    Una secuela añadida, que, aunque no está demostrada, pienso que tiene que ver con el estrés al que estuve sometida por causa de los abusos (de los 9 a los 12 años) y de la mala situación en casa y mala comunicación con mis padres, es que padezco SOP, moderado, pero con todas sus incomodidades (sobrepeso y diabetes me libro, no sé si por haber practicado bastante deporte durante el comienzo de la enfermedad). Siempre he pensado que una enfermedad que se ve afectada por el estrés y tan íntimamente relacionada con la sexualidad femenina, al margen de factores genéticos, que también los habrá, tiene que ver con algún tipo de maltrato / abuso.

    También está el pánico a decir “NO”, evitar cualquier acercamiento con mi pareja si no estoy 100% segura de que quiero llegar hasta el final (renunciando a una parte de la intimidad para no tener problemas). También soy incapaz de estimular sexualmente a mi chico si no estoy yo excitada (en mi abuso, yo tenía que masturbar al agresor, a mi no me tocó nunca). Si por cualquier motivo intento satisfacerle en “mal momento”, suelo bloquearme, me siento mal por “fallarle”, por “no haber dicho antes que no”, por “haberlo intentado”, por “haber llegado hasta ahí”… en fin… creo que lo conoceis…

    Responder
  17. Hola, soy una sobreviviente, que solo se concentra en vivir cada 24 hrs porque es con lo único que puedo, tengo 42 años y durante 30 he sufrido un transtorno alimenticio entre otras muchas secuelas, quiero preguntarles algo, se puede recuperar de un transtorno de ese tipo despues de tanto tiempo? conocen a alguien que lo haya logrado?, para mi ya no es un transtorno es una forma de vida, ahora estoy con un equipo, una terapeuta, una psiquiatra y una psicologa. Sufri abusos de los 6 a los 12 años por cinco personas diferentes, hermanos, primos, vecinos. La mayoría de las secuelas ya se han ido, la desconfianza, el no poder y querer sentir placer, la cercanía, la eterna tristeza. Ahora estoy mucho mejor que hace un año que fue cuando por primera vez lo hable. Vivo en México.
    Un abrazo a todos.

    Responder
  18. Vivo en el extranjero y no puedo asistir a vuestro grupo.Sigo pensando que no es verdad lo que ocurrio, que me lo he inventado y que la psicòloga me apoya para seguirme la corriente:-al menos, si le digo que es verdad, tiene una causa que le explique su eterno malestar a esta pobre!-.Eso pienso aveces de lla, que me sigue la corriente.Sufri anorexia y bulimia,entre otras cosas.Me he pasado la vida de psicologo en psiquiatra y hasta en centros donde me han maltratado y humillado piscologica y fiscamente.No soy tan joven, estoy dentro de los 40.Sigo desconfiando de la gente, sigo teniendo vergüenza de salir a la calle.Sigo sin gustarme, sigo diciendome atrocidades,sigo dentro de un juego destructivo.Me doy cuenta, pero no para.Estoy casada y la persona que tengo al lado me adora,pero yo me lo creo poco eso de que me quieren.Sigo dudando.Toda la vida he sido la victima de una situacion familiar insoportable.Mi hermana, mayor, sufre tambien,pero ella no entra en estoella dice que teine depresion bipolar y lleva también toda su vida jodida, no sé yo……Mi hermano no me habla, me ve como una especie de monstruo,cree que sigo siendo una pobre desequilibrada insensible que lo unico que hizo fue provocar sufrimiento y desesperacion en toda la familia, llegando incluso a acabr con la propia madre(mi madre murio de càncer y claro, fue debido a los sufrimientos que yo le provoqué….).Estoy sola,para mi familia biologica soy y he sido siempre “una enferma mental”lo cual,a algunos, les ha ido de perlas(a mi padre, sobretodo).Si lo conocierais, os seria imposible acusarlo,es bueno, atento, perfecto con todo el mundo ,impecable y por supuesto, se ha sacrificado tanto por mi.Todos le adoran, a ese pobre anciano, buenisimo e impecable que jamas ha roto un plato y que se desvive por cualquiera que lo necesite.Un ejemplo de ser humano.
    Cuesta acusar a alguien asi, cuesta que te crean.Ahora estoy lejos de el,de ese ambiente, pero mi vida aùn no es vida,sobretodo no es mi vida, yo no logro ser lo que soy en realidad, no hay manera.Ojala pudiera recordar con exactitud.Sueños y pesadillas a patadas, eso si.
    Pues eso y mucho màs……Gracias por leerme y ànimo a todos-as

    Responder
  19. Vivo en el extranjero ,aunque soy de Barcelona.Aùn me cuesta aceptar que sea verdad.Secuelas tantas.Me cuesta mostrarme atractiva,sobretodo cuando voy sola, evito vestirme demasiado femenina,evito gustar aunque soy presumida! (y eso complica aùn màs todo,porque es un quiero y no puedo: por qué no he de poder mostrarme “guapa” si quiero?).A veces, cuando lo hago me autocensuro: -pero dónde vas así, eres ridícula,…-Me cuesta salir a la calle, todavía y son ya muchooos aos.Me siento insegura,cero que me miran ,se ríen..Autoestima bastante chunga diría…sentimientos de culpa, tantos.DESCONFIANZA tanta,incluso de las personas que mas me quieren y de verdad.Soledad ante este echo que nadie ha apoyado.Rechazo de la familia.Haber estado ingresada en sitios horribles porque “yo era el problema,yo era una enferma” y ver como mi familia, sobretodo mi padre me usaba como tapadera.Vivir en una ambiente familiar horrible y ser tratada yo como la causa de todos los males de ella. Sufrí anorexia, bulimia. Estar sola si, sola porque mi familia cree aùn que soy una pobre desgraciada que ha escapado de su casa dejando solo a su pobre padre viudo,anciano que tanto ha hecho por ella, llevandola a tantos medicos, centros,blablabla…gastandose tanto dinero, sufriendo tanto por ella,sacrificàndose tanto por ella!!!.
    Sabeis? estube encerrada en un centro donde me hicieron cagar y mear durante mas de nueve meses en una palangana donde apenas me cabia el culo y tenia que hacerlo delante de otras personas(disculpad la poca delicadeza).Yo ya tenia mas de 30 años; encima en ese centro fantastico que mi padre adora y admira porque me salvaron la vida (???????)me culpaban de la enfermedad de mi madre que murio de càncer,mientras él,mi querido padre sufria tanto por mi,pero en casa…y muchas cosas màs ocurrieron que no voy a explicar.Sigo luchando por mi vida,estoy rodedada de personas que me quieren ,aunque aùn me cuesta creerlo y mi familia de mi poco quieren saber,la verdad seguro que no,para poder mantener su proprio equilibrio,necesitan seguir viendome como una desequilibarada.Y mi padre,es un santo,una persona impecable que nunca dirias que ha roto un plato.Se desvive por todo el mundo.Es perfecto,demasiado.Pero cuando lo acuse directamente de abusos y le pedi que me enviara dinero para pagarme la psicoterapia,lo hizo.Entonces,talvez su conciencia no la tiene tan a salvo digo yo…A pesar de eso, sigo teniedo tantas y tantas dudas y sintiendome fatal por acusarlo.Aùn me digo: no es verdad, soy yo la que no anda bien de la azotea…A veces me doy cuenta que tengo razon ,otras,sin embrago vuelvo a retroceder.Y ahi sigo,haciendo lo que se puede,como tantas y tantos.Gracias.

    Responder
  20. El primer abuso sexual que sufrí fue a los 6 años a mano del abuelo de mis primos, con el que no tenía ningún vínculo de sangre. Sin embargo, el que me causó un gran estrago fue cuando cumplí los 11 por mi hermano mayor, un psicópata que se dedicaba a romper y apuñalar mis cosas cuanto podía. Lo peor fue que cuando se lo conté a mi madre, no solo no me creyó sino que se esforzó por ocultarlo cuanto pudo, dejando que eso se repitiera una y otra vez.

    Mis secuelas han sido varias y se fueron agravando con los años. Incontinencia urinaria de la que aún padezco, pesadillas, carácter irritable, desconfianza por el sexo opuesto, asco de mi misma y de que me tocaran, vaginismo agudo etc. Todo ello durante 12 años.

    Hace escasamente un año empecé a ir a terapia psicológica y he mejorado muchísimo. Ahora puedo mantener relaciones sexuales con mi pareja sin sentirme amenazada, me siento más feliz y creo que la vida vale la pena, aunque a veces haya que ir con cuidado porque hay personas muy crueles. El precio a pagar, evidentemente, han sido muchos años de felicidad desperdiciados y quedarme practicamente sin familia ya que ellos aún se empeñan en ocultar lo ocurrido y en que él estaba sufriendo mucho.

    Ánimo a todos y a todas las supervivientes. Nos merecemos vivir bien igual o incluso más que cualquier otra persona.

    Responder
    • Hola Marta, me dirijo a ti porque he leído una sola cosa de todos los comentarios que han puesto el resto de personas, con el que me siento identificada, y es el tuyo. Dices que una de las secuelas es vaginismo agudo. Me podrías explicar que es lo que te ocurre a ti, respecto a eso? En mi caso, no sé si soy víctima de abusos sexuales, pero algo me dice que si. Tengo muchos problemas en el sexo. Sobre todo me bloqueo, me pongo tensa, me duele mucho..y a pesar de que tengo mucha confianza con mi pareja, no logro conseguir relajarme.
      Un beso muy grande

  21. No sé si es una mera cuestión personal, pero no creéis que los abusos se siguen repitiendo a lo largo de nuestra vida?
    No me refiero a lo sexual, sino al abuso en sí mismo.
    La gente abusa de nuestra confianza y de nuestra historia, algunos de nosotros tenemos problemas de asertividad, nos cuesta poner el límite porque no nos valoramos como deberíamos y aquellos que los saben, (no todos) se aprovechan de ello y hoy me he llevado una gran decepción, porque lo he visto claramente en mi propia vida.
    Hoy lo he visto y estoy dispuesta a luchar por mis derechos y los de mis compañeros, pero en cuántas ocasiones no me he percatado porque lo he considerado lógico..
    Valorarse.. qué difícil puede resultar cuando desde niños nos enseñaron a que lo único importante era nuestro silencio

    Responder
    • Hola Lilith,
      Eso que comentas no es sólo cuestión tuya. Esa sensación la tengo hace años y por algún motivo se me acerca siempre abusadores. Sean mujeres o hombres. Personas que sin saber tratan de alguna forma de abusar y manipularme. Llevo años trabajando mi asertividad y logró poner límites y con algunos ponerlos en su lugar. Pero resulta agotador… Hoy me preguntaba si solo hay abusadores en este mundo. Donde está la gente sana mentalmente? Donde están las personas que no quieren continuamente aprovecharse de otro que es menos agresivo o competitivo.
      Algo más: hace tiempo ya tube que aceptar que en mi entorno la mayoría de las madres que conocia son irresponsable (viven en negación) y sus hijos sufren de abusos y sus maridos sean padres o padrastros son maltratadores,parece que repito la película continuamente con todos a mi alrededor. Es agotador, antes de ser consciente quería ayudarles y sarvarles, ahora que observo mi entorno me he quedado sin palabras. He tomado desiciones y me he alejado y terminado la mayoría de esas amistades…

  22. Personalmente, ante esa situación creo que tenemos que intentar ver que hemos hecho lo que nos debíamos a nosotros mismos. Uno de los motivos por los que tardamos tanto en tener “esa conversación” fue evitar que nuestros familiares sufriesen, que tuviesen que plantearse que algo así había pasado dentro o cerca de casa, con todo lo que eso implica para los que entonces eran los adultos. No sé si tengo demasiado rencor acumulado, pero por el hecho de haberles dicho lo que me pasó hace tanto tiempo, yo no me siento culpable. He pensado (incluso soñado) en la forma menos agresiva de contarles que había sido abusada por un familiar. Cuando se lo estaba contado, he intentado no destruir por completo su mundo al hacerles ver que la otra persona no es un monstruo encubierto, sino la persona a la que conocen pero con miedos, debilidades y frustraciones no aceptadas o no sanadas. Eso lo puedo comprender, pero lo que no acepto ni permito es que esas heridas abiertas sean la causa de nuevas heridas en otras personas y lo que es más grave, en niños que no saben lo que les está ocurriendo. Por eso no me siento culpable, porque he intentado ser todo lo sensible que he podido pero sin que eso implique seguir siendo invisible dentro de mi propia familia.

    Es cierto que llevamos de la mano a la soledad, pero también siento que les debemos, a los niños que fuimos, dejar las cosas claras ante los que no nos pudieron ver entonces, ahora que somos adultos. Muy probablemente, eso desate nuevas etapas de incomprensión e incluso de cierto rechazo hacia nosotros, pero si no nos vemos a nosotros mismos, ¿quién nos va a ver?. Además, ya no estamos tan solos, tenemos este foro, a nuestros amigos, algunos a nuestras parejas con una infinita paciencia… Todos ellos, todos nosotros, ahora nos escuchamos, intentamos comprendernos y darnos fuerza para ponernos de pie. No va a ser fácil, pero… ¡lo que no mata nos hace más fuertes!. Y lo más importante es que no nos olvidemos de que hasta ahora, esto no nos ha matado (muchas veces pensamos que sí, pero seguimos respirando, aunque cueste) así que quizás somos más fuertes de lo que pensamos.

    ¡Carpe diem!, que ya es hora.

    Un abrazo para tod@s 🙂

    Responder
  23. …. y cuándo a todo este dolor, le tienes que sumar la incompresión de la familia? de haber hablado de algo que ellos no querian saber, o incluso si lo sabían preferian callarlo. Qué se hace en esta situación? yo creo que parte de esta soledad tan profunda que se siente es por esta causa, te siente culpable de todo, de lo que ha sucedido, y una vez que lo cuentas, de contarlo.

    Responder
  24. Cómo es posible que me guste un hombre y sea correspondida, y yo solita me ponga a caminar en la dirección contraria por miedo…
    ¡Y no sé a qué narices tengo miedo!
    ¿A ser feliz? ¿A pasar un buen momento? ¿Arriesgarme? ¿A qué me destroce?
    ¿A conocer a alguien interesante?
    Y no sé qué hacer… salvo parar y esperar a ver la vida pasar sin arriesgarme a que me pueda ver, y ya pienso que no soy tan valiente… superviviente sí pero a qué coste?

    Responder
  25. Hola soy Némesis: Me siento muy sola y triste. Tal vez esto no es lo peor, llevo unos dias que me siento muy extraña conmigo misma, y con los demás, hasta con aquellos que están y saben muy bien de mi y de como siento. No soy capaz de estar cerca de la gente, a veces la mirada de lástima de los demás me deja fuera, y me aleja de todo lo que pasa. Ahora siento que no hay nada bello en mí, como si una parte de mí hubiera muerto de golpe, y ya no hay vuelta atrás, por ese motivo, tal vez, me sienta extraña, y no soporte lo que pasa. No puedo verme de otro modo, solo quiero recuperar lo a veces podía ver, y ahora me resulta inaccesible. Si yo no me veo, quien puede verme???. Siento que aunque pasen miles de personas por mi vida, siemrpe se irán, no importa el motivo, tal vez, porque se distancien y terminen marchándose porque no soporten mi tristeza, y eso haga que estén cerca de mi por pena (cosa que no podria soportar), o tal vez, porque yo no tenga mas remedio que irme. El caso es, que siempre estaré sola, y lo único que necesito, no es, no sentirme sola, sino poder estar sola, y soportarme, en una palabra PODER ESTAR. Ahora eso no me es posible. Hay una frase que yo siempre digo :::”ALGUN DIA, ALGUIEN ME AMARA TANTO, QUE NO PODRÉ SOPORTARLO”.
    Por cierto, gracias por este espacio para hablar. Conozco ASPASI, y asisto a terapia,…..son momentos dificiles para mi. Gracias por la compañia.

    Responder
    • Hola Némesis.. por alguna razón creo entender lo que estás sintiendo, a veces me cuesta encontrarme frente al espejo, evito mirar porque no puedo soportar lo que veo.. y otras veces, encuentro a alguien que me sorprende, a veces puedo encontrar algo bonito en mí.
      Creo que a veces no podemos vernos, no sé si es una secuela de todos, pero no nos encontramos frente al espejo ni frente a la vida y aún así pienso que hay personas que pueden vernos, aquellos que en los buenos y malos momentos están juntos a nosotras.
      Personalmente, tampoco me gusta cuando la gente me mira con tristeza, con lástima, como sino fueramos fuertes, porque puede que a veces la estabilidad no sea el punto fuerte de mi vida, pero sigo aquí, con mis secuelas, sobreviviendo y ya por eso creo que nadie debería mirarnos con pena.
      Aprender a estar sola es toda una aventura que yo desconozco y que debo aprender. Es fácil evadirse y alejarse de la gente, pero al final no es nada más que una forma más sencilla de huir y de no arriesgarse, aunque bien es cierto que para cada momento de la vida hay una necesidad que se debe respetar.
      De ASPASI o no, creo que somos nosotros quienes tenemos que apoyarnos no? Quién más podría comprender mejor a otro superviviente del ASI?
      Mucho ánimo Nemesis, aquí estamos todos para pasar contigo este momento

  26. Sigo rechazando a los hombres, ahora lo que me aturde y me descontrola más es verles, que se tomen en mi camino, que tosan, que hagan carraspear su garganta, que escupan en la calle, que se rasquen sus genitales, que se sientan espatarrados en la silla… brrrrrrrrrrrr…. De algún modo, ahora lo que me molesta es que hagan alarde su masculinidad, pero manera desagradable.

    Responder
  27. os leo… sobre la soledad…
    en mi caso el abuso se mezcla con carencias afectivas, y así, el pastel resultante es… en fin.
    buscas compañía y afecto… porque lo necesitas más que el aire que respiras! pero… te pones a tiro, te arriesgas, te expones.

    es, … ERA una mezcla de:
    necesidad y miedo… pavor!
    quiero y no quiero.
    necesito y me aterra.
    quiéreme! pero no me hagas daño…

    y no decir que no, y luego llorar porque no dijiste nada…
    porque si al otro no le cuentas tu historia, lo que te pasó, él no entiende,
    a veces, ni se da cuenta.

    y lloras… sí, en soledad.
    una soledad que te pesa como una losa.

    Responder
  28. Leo vuestros comentarios ,y me veo.
    Pero estoy demasiado cansada de tanta montaña rusa.Solo quiero que mis hijos sean adultos emocionalmente sanos y despues dejarme ir .
    Gracias ,me gustaria estar mas cerca.Una actividad loable ,la vuestra .
    Un saludo. Mayte.

    Responder
  29. Supongo que cada vez que nos encerramos en nosotros mismos y nos dejamos sumergir en nuestra soledad buscada y deseada, y en aquella que tantas veces no hemos querido sentir, es nuestra manera de no arriesgarnos a un rechazo, a la incomprensión de la gente externa.
    Personalmente, sé que muchas veces no me han dado una oportunidad pero también sé que en muchas más, soy yo la que no se arriesga a que la vean, la que no muestro lo que siento, ni lo que pienso, ni lo que quiero por si otra vez vuelvo a perder.
    Soledad, una amiga que jamás falla

    Responder
  30. La soledad, es lo peor, uno de los sentimientos más difíciles de enfrentar, para quienes fuimos víctimas de abuso sexual la soledad igual ha sido un refugio. La sensación de sentirnos incomprendidos suele llevarnos a la soledad, sentirnos diferentes, nos lleva a encerrarnos en nuestro mundo; un mundo donde no cabe nadie.
    Sobrevivimos en soledad, aunque estemos con alguien, sobrevivimos esperando comprensión. Sobrevivimos con la culpa, aunque sepamos que no la tuvimos, y así seguimos actuando, como si tuviéramos la culpa de todo. A veces la vida es injusta…pero sobrevivimos. En soledad

    Responder
  31. Animo a todas/dos los supervivientes, es tan complicado seguir de pie. La mochila pesa mucho. Tenemos que compartir, a veces no nos entienden, rara vez lo hacen, pues no lo dejes y sigue compartiendo. Es muy importante que la mochila no la lleves llena, vete vaciandola, Animo 🙂

    Responder
  32. Yo después de dar muchos bandazos me he decidido ir a Aspasi, este año ha sido crucial, el convivir con mi agresor nuevamente después de mucho tiempo, ha despertado todo aquello que llevo dentro desde pequeña, por fin le he puesto nombre y apesar que no recuerdo las cosas de manera clara, sé que sucedieron, ahora ya he salido del entorno, estoy más tranquila, pero sé que ese daño está ahi, quiero sacarlo, dejar de sentir verguenza, dolor, en realidad que MI VIDA, TENGA SENTIDO.

    Responder
    • Entiendo perfectamente lo que sientes…
      Yo no dejo de tener ganas de vivir, de encontrar un sentido a cada día, pero personalmente, a veces sigo teniendo la sensación de que me quedo sin aire, respiro pero no me llega la cantidad que necesito.
      Quiero felicitarte por dar un paso tan grande y haber ido a aspaSI, muchos sabemos lo que cuesta reconocerlo y buscar ayuda. ¡Mi más enhorabuena!
      Y para lo que necesites, este espacio es ideal para poner en común y compartir 😉
      Ánimo y fuerza en tu camino.

  33. Cada dia que pasa me alegro por haber conseguido una estabilidad emocional, siempre he pensado que bastante daño me hicieron como para seguir toda mi vida autopadeciéndome y encima gastando mi tiempo en psicoterapias, que me hicieran recordar una y otra vez lo injusta que es la vida. Prefiero ocupar mi tiempo en alentar a las personas como yo que se puede vivir dignamente y pienso que hay muchas otras cosas que me hacen sentir bien y por las que luchar. No os dejeis nunca atrapar por vuestros recuerdos. Vivid.

    Responder
    • A veces la estabilidad me parece algo inalcanzable.
      Yo deseo vivir, sentir y dejarlo todo no lejos, pero lo suficiente como para que no se me engarrote el corazón y tenga esa necesidad constante de gritar y salir corriendo.
      últimamente tu deseo para nosotros es mi único deseo: vivir

    • Gracias,
      Al menos un poco de aliento y de luz para los que estamos al lado de personas que fueron abusadas. Muchas gracias

  34. No sé si os ha pasado o actualmente os pasa a alguno…
    ¿Tenéis miedo al placer?
    Es algo que deseo con todas mis fuerzas y de lo que escapo de manera automática.
    En un principio no aguantaba nada y después aprendí a ir tolerándolo poco a poco (como si fuera algo malo!) gracias a la paciencia de alguien que fue mi maestro en este mundo del placer y del amor sano.
    A pesar de poder disfrutar más del placer, no puedo si me gusta mucho, me lleno de miedo y puedo ser de lo más brusca para terminar con ello.
    Si os ocurre, cómo hacéis para no huir?
    ¿¡Cómo se puede disfrutar del placer sin sentir pánico por ello!?

    Responder
  35. Que díficil es aceptarlo y vivir con ello. Hasta hace unas semanas estaba genial, me dierón de alta en la terapia, pero ahora vuelvo a estar un poco baja. Otra vez me cuesta dormir, estoy muy cansada, es una carga bastante pesada, y a veces no puedes más. En fin mañana se me pasará, estoy segura, porque quiero seguir siendo yo, y poco a poco, descargarme está mochila que pesa tanto. Yo siempre digo que el alma duele, yo lo sé

    Responder
    • Es algo que discutía con un antiguo amigo..
      El decía que el dolor físico era terrible, yo le aseguraba que no había nada peor que el dolor de un alma y más cuando es incomprendida
      Para mí tienes toda la razón Mery, absolutamente.
      ¿Cómo sigues?
      Un abrazo

    • Hola, he pasado unas vacaciones buenas, entre comillas, y ahora llevo unos días otra vez un poco desanimada y triste, con la mirada perdida, sin pensar en nada, cansada, triste muy triste, a lo que mi marido me dice no tienes motivos???, y pienso… no, no tengo motivos, soy una superviviente y tengo que levantarme y seguir, otra vez, animo!!!!!!! sonrie al mundo, pero no me sale pues tengo el alma triste, ya se me pasara, algún día volvere otra vez a sonreir 🙂

  36. Mis secuelas no son muy diferentes a las que ya han expuesto por aquí. Miedo a la intimidad, dificultad para las relaciones sexuales, desconfianza en general, desconfio de que alguien pueda quererme libremente sin mas, miedo a mostrarme como soy y que puedan hacerme daño, autosuficiencia o sentimiento de que nadie tiene por qué ayudarme, miedro a encariñarme con alguien, miedo a mostrar que tengo sentimientos y qu ecuando lo haga me vean como alguien vulnerable…

    Miedo a pedir ayuda.

    Responder
    • Hola Marta. Yo soy Marta de Valladolid. Mi marido sufrió abusos de parte de su tía. Y por eso ahora e entiendo su reserva a expresar sentimientos. Carácter dominador. Promiscuidad y no tener en cuenta mis sentimientos han hecho q ya tomara acción legal para divorciarme. No lo hice por compasión al contarme lo de los abusos. Es duro para ambos. La convivencia… No confió en el. Aunque se esfuerza. No se como ayudarle. Gracias. Animo

  37. Me ha costado muchas relaciones rotas, muchas lagrimas, muchas visitas a psicologos. Al final parace que ya lo he aceptado, e incluso perdonado, pero el día a día es bastante complicado, aún me cuesta mucho el sacar mi yo cariñoso. Aún desconfio, aún me cuesta reclamar cariño y darlo, aún me cuesta decir yo soy igual que todos los demás, ni más ni menos, igual. Muchas veces tengo que usar un cuaderno y el boli para escribir mis pensamientos para poder pasar de pensamientos irracionales a rracionales. Vamos que hay que trabajar duro y no desanimar. El otro día fuí yo sola a ver la pelicula NO TENGAS MIEDO, y me quede un rato cuando acabo, como tonta, y aparecierón en mi memoria detalles y recuerdos que tenía olvidados, la vuelta a casa fué dura esa noche me costo dormir, pero hay que verla. Os animo a que la veaís

    Responder
  38. A veces siento que todo está perdido.. un día estás arriba y otro abajo, quieres comerte el mundo: la vida te está yendo bien!
    Pero de repente algo cambia y no entiendes el porqué, ¿la primavera tal vez? siempre pensé que la primavera era una locura pero en el buen sentido, y no ver como cada día todo va perdiendo su razón.
    Tendría que estar contenta y saltando cuando la vida me puso otra vez contra la pared y pude responder, digamos que alguien intentó algo y supe hacerme respetar y que se escuchara mi “no” con fuerza, con decisión, a pesar de que todo mi cuerpo expandía un olor intenso a miedo.
    Gané, pero eso no me llega al corazón, sigo sintiéndome tan vacía… un vacío del cual había olvidado su sabor y con el que ahora me despierto cada noche acuchillándome en el pecho.
    He vuelto a llegar a mi límite y tengo ganas de huir, hacer las maletas y correr en cualquier dirección que me lleve lejos de la realidad que durante tantos años no quise ver: mi propia muerte cuando era tan pequeña, morí en brazos de ellos, me arrancaron cada parte de mi ser y hoy vuelvo a sentirme cerca de ver lo que mi mente tuvo que olvidar.
    Sé que no puedo correr pues la verdad siempre va conmigo y hay que enfrentarse a ella, pero tengo miedo de volver a caer tan abajo que no pueda hacer pie entre tanta oscuridad.
    Busco un rayo de luz que me ayude a navegar en este mar bravo que es el abuso y la soledad

    Responder
    • Lilith:
      Ahora mismo no recuerdo quien dijo la siguiente frase:
      “Vivir es nacer a cada instante”.
      Un abrazo muy fuerte

    • Cuando lo escribí dudé de si era lo más adecuado lanzar todos esos sentimientos al aire, pero al leerte he sentido que no fueron al aire simplemente, tú los has recogido y me has dado un poco de luz.
      Gracias 🙂
      Te acepto ese fuerte abrazo!

  39. Sigo sin poder acariciar y dar muestras de cariño con naturalidad. Me he dado cuenta de que si me acarician y yo respondo con otra caricia, siento que abro la puerta para hagan conmigo lo que quieran. Lo que sea. Sin control. Y eso me hace sentir muy mal, me enfurece y me entristece porque entro en un círculo de no poder mostrar lo que siento, nunca.
    Todo esto hace que cuanto más vínculo sentimental perciba que puede haber, más me voy a desvincular por no complicar la vida a la otra persona. Y lo voy a hacer de manera rápida, aunque duela mucho, aunque me duela siempre.

    Responder
  40. Otra secuela: (mía al menos)
    No querer atraer miradas… indeseadas… pero
    ¿cómo saberlo, cómo detectar a los indeseados?
    al final no quieres atraer Ninguna mirada, y por tanto, no te cuidas.
    No te peinas, no te pintas… ni siquiera te miras al espejo.
    No te pones ropa ajustada, no quieres ser atractiva.
    Miedo a ser atractiva, miedo a que te encuentren atractiva.
    Ir de incógnito. Que no te vean. Que no te descubran.

    Responder
    • Ay cuanto me costo hacerme consciente de esa negación ser atractiva- Aun sabiendolo me cuesta horrores ponerme guapa, es como que no me lo mereciera

  41. Al leeros recuerdo tantas cosas de un antes y un después que me emociona!
    Tenía pánico a la oscuridad, era una mujer con una dependencia fuerte hacia mis parejas, además que no escogía a las mejores personas del mundo; cargaba siempre contra mí misma, sentía vergüenza y culpa por algo que no era mío, mis relaciones sexuales eran imposibles, no sentía nada salvo un vacío enorme en el pecho y no conocía lo que era tener un orgasmo en mi propia piel.
    Yo también estuve perdida, viví momentos muy duros cuando pude recordar todo (porque para sobrevivir olvidé), pero os voy a decir una cosa, contar con el apoyo de gente que sabía lo que sentía, viviendo todos nuestros procesos en verdadera unión en el GAM y la terapia en ASPASI me ayudó, no sólo a ver la vida de otra manera, sino a vivir de otra manera.
    Hoy tengo una pareja a la que adoro y que me adora, con la que disfruto de cosas que ni si quiera sabía que podría sentir, conozco el placer de múltiples maneras, siento y río y juego con mi cuerpo sin pudor, sin culpa y sin miedo.
    Puedo confiar en el mundo, y os diré algo: YO SOY LA QUE HA GANADO A MI PASADO
    Estoy deseando que llegue vuestro momento y algún día escribáis que vosotros también ganásteis a vuestros miedos.
    Un abrazo muy fuerte a todos

    Responder
    • Selene,

      Me anima leer tus palabras. Soy pareja de una persona que despertó hace casi dos años. Han sido y son dos años terribles para él, terribles. Y muchas veces me pregunto si algún día algo mejorará…si podrá superar, ser feliz…los que estamos al lado de supervivientes, que vivimos tan cerca de su dolor, necesitamos algo de esperanza…

    • La esperanza nunca debe de perderse.
      Por ASPASI no sólo pasan personas que han sufrido abusos sino también aquellos que les acompañan porque hay muchas cosas que son difíciles de entender para ambos, muchos silencios y muchos miedos a hacer daño o a que nos lo hagan.
      Nunca pierdas la esperanza y si podéis buscar a alguien que os ayude, como pareja o de manera individual, los años terribles se terminan con trabajo, con ganas de ver la luz y seguir hacia adelante.
      Sanar es posible, algunas veces se puede el 100% de las secuelas y en otras ocasiones un 80% que no está mal no? Si en vez de cada semana, es una vez al año creo que es un avance importante.
      Selene ha trabajado mucho para llegar hasta donde está, es una superviviente y una luchadora de nacimiento 🙂
      Mucho ánimo Andrea para seguir hacia adelante y si nos necesitas o nos necesitáis no dudes en contar con nosotros!

    • Las cosas nunca fueron fáciles la verdad.
      A veces me intento imaginar lo que es estar como pareja de una persona que ha sufrido abusos, nosotros sentimos nuestros altibajos pero muchas veces sois vosotros los que nos acompañáis los que lo vivís con nosotros, con esa maldita impotencia de no saber qué hacer cuando ya no se puede hacer nada.
      ¿Tú cómo estás Andrea?
      Sí que he trabajado mucho para llegar hasta aquí, y 1000 días tienen un sol en el que me pierdo y disfruto, río y vivo, a veces 1 día entre 1000 tengo esa punzada en el corazón y bueno… Pero compensa!!
      Jamás pierdas la esperanza y desde aquí sólo puedo decirte que mucho ánimo, aquí también tienes tu sitio

  42. Queridos/das supervivientes. Os escribo estas lineas para aportaros un rayo de esperanza en el túnel en el que yo tb me encontraba. Participé junto a otras personas en el primer GAM q hubo de personas que habiamos padecido ASI en Barcelona gracias a q encontré la Asociación FADA ahora convertida en Fundación Vicky Maria Bernardet. Le doy mil gracias a Vicky su presidenta por tener el valor de crear aquella inicipiente asociación. Gracias a todo lo que me ayudaron, hoy os puedo decir q superaréis todos las dificultades con las que os encontrais. Vais en el buen camino. Habéis dado el primer paso, romper el silencio, buscar gente que como yo, que como vosotros/tras mismos/mas ha pasado por la misma situación. Os felicito. Encontraros ha sido maravilloso para mi. Un fuerte abrazo desde Barcelona.

    Responder
  43. Hasta los 20 años no di mi primer beso.
    y mi primera incursión “en el Sexo” fue del siguiente modo:
    yo le hice cosquillas a él.
    … ya está! uy, qué resumen más corto!
    🙂
    tenía TANTO miedo que no podía tolerar que NADIE me pusiera la mano encima. ni un beso, nada. ni un roce. nada. nada de nada.
    … solo las cosquillas.
    y así fue. él no me tocó. yo le toqué a él.
    avanzaba un milímetro y le miraba a los ojos, avanzaba otro milímetro y le volvía a mirar a los ojos… milímetro a milímetro, medido!, comprobando que todo iba bien, que no me estaba metiendo en algo de lo que no pudiera salir. Que no me iban a pedir (exigir) que acabara algo que no sabía si quería acabar. la sensación era de mirar hacia atrás y comprobar que la puerta seguía abierta, que en cualquier momento podía parar y salir corriendo de allí.
    supongo que no siempre he tenido esa puerta abierta.

    Responder
  44. Me cuestan las distancias cortas, me cuesta mostrar lo que siento. Me cuesta el sexo entendido como emoción, como sentimiento, como algo consecuente de cariño. Lo veo como algo que se padece, que se sufre, que se castiga. A veces, he sentido ganas de que me agredan antes, para continuar con caricias. Veo el sexo como agresión, como pelea. Siento que tengo que defenderme bruscamente y luego claudicar. Al final, pierdo. Nunca gano. Ganar es disfrutar.

    Responder
  45. Nunca me había dado cuenta hasta que mi terapeuta se lo reflejó a otra compañera, que salgo con chicos más pequeños que yo por miedo, supongo que es no les veo como una amenaza.
    Eso sí, quiero deciros a todas y a todos, por si alguien lo lee y se ve reflejado, que esto no quiere decir que no queramos a la persona con la que estamos o estuvimos, simplemente es una de las razones por la que le hemos elegido.
    Y me resultó curioso este descubrimiento, porque mirando para atrás no hubo sólo uno! jajaja

    Responder
  46. Bueno, a veces es complicado decir con palabras lo que uno siente y ha sentido gran parte de su vida, para mí cada abuso era una humillación que me llenaba de vergüenza y de culpa. Acabé por ser arisco con la gente a la que más quería, a mantener la distancia a pesar de que uno de mis grandes miedos es estar solo.
    Os he encontrado hace poco, pero saber qué entendéis lo que siento me da fuerzas para seguir trabajando.
    Gracias

    Responder
  47. Al igual que Rydag, diría que la vida puede llegar a ser un asco, puedes estar rodeado de gente pero te encuentras solo, ¿en quién puedes confiar si alguien tan cercano como tu padre te ha hecho esto?
    Supongo que esas cosas me han hecho ser lo que soy hoy, desconfiado.
    Pero quería añadir algo más, el vivir lo que he vivido, hace que hoy vea el sexo como una agresión a la mujer, no soy capaz de mantener relaciones sexuales de forma natural, no puedo y espero poder conseguirlo trabajando con vosotros.

    Responder
  48. Miedo a la oscuridad. Por ejemplo, en las relaciones sexuales que he tenido, siempre he necesitado poder ver a la persona con la que estoy, necesito saber que estoy a salvo

    Responder
  49. En el GAM se ha hablado mucho del miedo a la intimidad (como dice Sombra de Bonsai) en todos sus ámbitos. También se ha hablado de la “autosuficiencia”, es decir, creer que nadie nos va/tiene que ayudar para hacer las cosas porque nos creemos autosuficientes, apartando así a mucha gente de nuestro lado…

    Espero que podamos ir poniendo más cosas para que las personas que no puedan venir al menos tengan un espacio en el que encontrarse 😉

    Responder
  50. Creo que la peor adicción que tengo es al dolor, cuando todo va bien me recreo en lo que he vivido, en las caricias que no he deseado pero he sentido, en el miedo a que venga, a que vuelva.
    Cuando tengo mil razones por las que sonreir a la vida aparece ese agujero negro en el pecho, que hace que todo lo que merece la pena, parezca que tiene menos valor.
    Asi que, otra secuela: Miedo a ser plenamente feliz

    Responder
  51. Una secuela que considero que me limita mucho es que soy incapaz de tener una relación de pareja, en toda su extensión: intimidad, confianza, sexo, estabilidad, cariño… Me gusta verlo en los demás, me fascina pasear y ver cómo la gente se regala amor en pareja. Me encanta ver a la gente cuando comienza a conocerse y sus miradas se traducen en pasión. En mí… no funciona porque me niego a que la otra persona que está conmigo tenga que soportar que me aparte al simple roce casual de las manos, a un cariñoso abrazo, a un jugueteo de caricias… No veo justo que la otra persona tenga que soportar mis rechazos a recibir cariño. No le rechazo a él, me siento bien si me mira y me acaricia, pero al final, me cabreo, me enfado y le aparto de mí bruscamente. Y eso crea confusión y rechazo en la otra persona. Como no es justo para él, no estoy con nadie.

    Responder
    • me siento identificada con lo que comentas, a mi me ha psado. he tenido 3 relaciones serias, y las terminé dejando porque sentía que abusaban de mi. no se lo conté en su día, pero ahora lo saben, son ms mejores amigos.
      he aprendido que tengo que contarle a la persona que quiera en un futuro a decirle lo que me pasa, como me siento…etc, y si realmente está interesad@ por mi, me acompañará en mi dolor. no te averguences de lo que te pasó, no es culpa tuya, un niño es indefenso. un abrazo y suerte

  52. Mi mayor secuela… huir ante cualquier indicio de intimidad, no sólo sexual, es la transparencia la que me asusta, que puedan ver lo que llevo dentro, lo que fui y que me hace ser quién soy.
    Es el saber que prefiero perder a arriesgar si me pueden ver, aunque sea perder algo maravilloso… ¿O es porque es maravilloso que prefiero perder?

    Responder
  53. El silencio, esa secuela, que deambula como una sombra, imposible de separarse. Salvo en la oscuridad.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prevención, detección e intervención:

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

-

email marketing by Mailrelay

Twitter

Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Aspasi recibe el XVIII PREMIO TIERNO GALVÁN

Aspasi recibe el XVIII PREMIO TIERNO GALVÁN

Colaboración con Save The Children

Colaboración con Save The Children

Guía del buen trato al niño. Con la colaboración de Margarita G. Marqués

Guía del buen trato al niño. Con la colaboración de Margarita G. Marqués
¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on TumblrShare on Google+Email this to someone